Redacción BLesEl exsecretario de Estado Michael Pompeo envió un fuerte mensaje a los estadounidenses llamando a boicotear los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 que se celebrarán en Beijing, China. Debido al trato del Partido Comunista Chino (PCCh) a las minorías musulmanas uigures en el país y su represión de la libertad de expresión, los llamó los “Juegos Olímpicos del Genocidio”.

Durante la sesión inaugural del Seminario Nixon de la Fundación Richard Nixon que copresidió Pompeo junto con el exasesor de Seguridad Nacional Robert O’Brien, el exsecretario de Estado fue contundente contra los Juegos Olímpicos de invierno organizados por el régimen comunista chino cuando dijo:

“Creo que debamos hacer que ningún estadounidense vaya a participar en las Olimpiadas del Genocidio”.

También citó como argumento para boicotear los polémicos Juegos Olímpicos, los riesgos para los atletas estadounidenses al exponerse al sistema irracionalmente estricto que promueve el PCCh, donde al infringir las leyes chinas podrían terminar en la cárcel. 

“¿Cómo enviarías a tu hijo allí a competir cuando si dijera tanto como, ‘Vaya, la comida es mala aquí’, puedes terminar en una prisión china durante mucho tiempo?”

Pompeo continuó hablando del tema utilizando comentarios irónicos tras el reprochable papel que tuvo el presidente Biden al promover trasladar el Juego de las Estrellas por estar en desacuerdo con una nueva legislación estatal en Georgia:

“Espero que convenzamos al [Comité Olímpico Internacional] de no retenerlos allí y encontrar otra solución. Descubrimos cómo mover un Juego de Estrellas con bastante rapidez. Tal vez podamos descubrir cómo mover los Juegos Olímpicos “.

Le recomendamos:

Continuando la misma línea crítica de Pompeo, O´Brien criticó a las grandes empresas estadounidenses, tales como Coca Cola, que se mostraron ‘horrorizadas’ por las nueva legislación electoral de Georgia y promovieron el rápido traslado del Juego de las Estrellas, sin embargo no emiten comentarios sobre las terribles atrocidades que suceden bajo el régimen chino y continúan apoyando los próximos JJ. OO. en Beijing. 

“Es asombroso lo rápido que las empresas estadounidenses pueden justificar un traslado de Atlanta a Denver. Pero está perfectamente preparado para seguir apoyando eventos en China, sabiendo que es un territorio de gran preocupación”, dijo O´Brien .

Las críticas contra Beijing como sede de los Juegos Olímpicos de 2022, se intensificaron fuertemente durante los últimos meses, desde que varios políticos, personalidades de renombre y diversas instituciones comenzaron a hacer pública su posición de repudio.

Tres semanas atrás, el senador Romney publicó un artículo de opinión en el New York Times, llamando a un boicot económico y diplomático estadounidense de los próximos Juegos de Invierno, argumentando la comprobada y sistemática violación a los derechos humanos bajo el régimen chino.

Zumretay Arkin, portavoz del Congreso Mundial Uigur, junto a otros 160 grupos de derechos humanos enviaron una carta abierta al presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, solicitando que los próximos juegos olímpicos de invierno en Beijing fueran retirados de China.

La presión es cada vez mayor sobre las autoridades del Comité Olímpico, sin embargo ningún miembro hizo hasta el momento ninguna declaración concreta sobre los reclamos.

Andrés Vacca – BLes.com