Un grupo de jóvenes adinerados fue arrestado por participar en manifestaciones violentas en New York protagonizadas por el grupo Black Panthers y el Movimiento Revolucionario Abolicionista. La noticia trascendió cuando el Departamento de Policía de la ciudad de New York publicó el miércoles una foto en Twitter, en la que se pudo reconocer a los siete delincuentes. 

“El viernes 4 de septiembre, estos individuos fueron arrestados por disturbios durante manifestaciones en Manhattan. Formaban parte de un gran grupo que rompía los escaparates de las tiendas. Nuestra investigación sobre este incidente continúa”, dice la publicación del Departamento de Policía en Twitter.

Los siete jóvenes, fueron escrachados en las fotos policiales publicadas en Twitter por el Departamento de Policía de Nueva York el miércoles temprano, días después de sus arrestos por romper vidrieras en el distrito de Flatiron. Según informó la policía al New York Post, los daños causados provocaron pérdidas por al menos 100 mil dólares.

“Cada ciudad, cada pueblo, quema el recinto hasta los cimientos!” gritaba el grupo de violentos mientras avanzaba por Lafayette Street al tiempo que rompía las fachadas de vidrio de los bancos, locales de comida y de ropa. Relataron los testigos.

Una de las jóvenes detenidas es Clara Kraebber, de 20 años, pertenece a una familia muy adinerada que vive en el exclusivo barrio de Upper East Side. La madre de Kraebber, Virginia Kindred, dirige Kindred Arch.Works, una reconocida firma de arquitectos de Manhattan, que entre otras cosas, ha realizado trabajos importantes para la Universidad de Columbia y NYU, y reconocidos comercios de toda la ciudad. Su padre es Markus Kraebber, un psiquiatra de niños y adolescentes que ejerce su profesión enseñando en el Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Columbia.

Kraebber, a pesar de su vida opulenta y carente de necesidades, hace algunos años decidió unirse a las protestas callejeras antes de participar en la marcha del viernes por la noche que terminó con su detención.

Ahora enfrenta un máximo de cuatro años de prisión por su cargo principal de disturbios en primer grado.

Aparte de Kraebber, cinco de los otros arrestados junto a ella también parecen tener antecedentes de privilegio económico, lo que llevó a una fuente policial a calificar sus acciones como totalmente hipócritas.

“Este es el colmo de la hipocresía”, dijo a The Post una fuente policial que estaba en la protesta. “Esta niña debería ser el modelo del privilegio blanco, creciendo en el Upper East Side. Me pregunto cómo se sentirán sus padres ricos por su hija. ¿Cómo se sentirían si pintaran su preciosa casa?”

Frank Fuhrmeister, de 30 años, está acusado de disturbios en la vía pública y posesión de grafitis durante la protesta. Fuhrmeister es director de arte independiente y ha trabajado para Pepsi, Samsung y The Glenlivet, entre otras marcas de alto perfil.

Adi Sragovich, de 20 años, es estudiante en Sarah Lawrence College de Great Neck. También con un buen pasar económico familiar, antes de unirse a las protestas se había consumado como exitosa música actuando con grupos en importantes teatros locales y en el Sea Cliff Yacht Club.

Claire Severine, de 27 años, que vive en Washington Heights, fue acusada por disturbios en la vía pública, trabaja como modelo con la agencia We Speak y según su perfil en las redes sociales había viajado recientemente en avión a Montreal, Quebec y Dublín, Irlanda.

Etkar Surette, un joven de 27 años de Brooklyn, también está acusado de disturbios y posesión de grafitis.

Elliot Rucka, un adolescente de 20 años de Portland, Oregon, acusado de disturbios en la vía pública, es hijo de los afamados escritores de cómics Greg Rucka y Jennifer Van Meter.

Estas detenciones manifiestan una evidencia empírica del poder penetrativo que tiene la izquierda para introducirse no sólo en aquellos sectores que tienen necesidades y padecen la desigualdad en primera persona, sino también en sectores que lejos de tener necesidades, pueden gozar de vidas cómodas y adineradas.

Andrés Vacca-BLes.com