La joven se encontraba recaudando fondos para los refugiados el día de su cumpleaños cuando el rayo impactó terriblemente fuera de la Casa Blanca; ahora está en recuperación, pero se enfrenta a un fuerte sentimiento de “culpa de sobreviviente”, por lo que tiene que ser tratada psicológicamente.

La única sobreviviente del rayo que mató a tres personas fuera de la Casa Blanca, fue salvada por agentes del Servicio Secreto, y por sus botas Dr. Martens, según su madre.

La estudiante californiana, Amber Escudero-Kontostathis, fue impactada el jueves pasado mientras recaudaba dinero en Washington, DC para ayudar a los refugiados, a pesar de que era su cumpleaños número 28.

Mientras que otros tres murieron en el fenómeno, Escudero-Kontostathis fue revivida por agentes que corrieron a la escena con un desfibrilador, dijo su madre, Julie Escudero, al Ventura County Star.

Los hombres del Servicio Secreto la salvaron”, dijo Escudero. “He estado tratando de averiguar sus nombres para poder agradecerles personalmente. La revivieron”.
En una serie de emotivas actualizaciones de Facebook, Escudero detalló cómo los médicos creen que el rayo que golpeó a su hija “pasó por los dedos de sus pies y salió por su brazo izquierdo”, menciona el NYP.

Eso probablemente significó que su hija fue salvada por las gruesas suelas de goma “Airwair” de las botas Dr. Martens, que absorbieron parte del impacto, especuló su madre.

“Un milagro absoluto”

Escudero-Kontostathis, quien estaba con su esposo, Achilles, en DC, ya salió de cuidados intensivos y dio sus primeros pasos sin ayuda, dijo su madre, quien voló desde California para estar al lado de su hija.

El médico de trauma vino [el viernes] y dijo que ella es un ‘milagro absoluto’”, dijo su madre al medio local.
En sus publicaciones de Facebook, Escudero también detalló cómo su hija “está literalmente asombrando a todos los médicos con el progreso que está teniendo su cuerpo”.

Aún así, sufre un dolor “insoportable” por una gran quemadura en el estómago que hace que se sienta como si estuviera “en llamas”, y sufre una “culpa de sobreviviente” aplastante después de enterarse de que los otros tres heridos murieron, dijo su madre.

Escudero-Kontostathis tenía programada una reunión para el lunes con un consejero de trauma.

Quiere mantener comunicación con las familias de los fallecidos

Y ella también “hizo conexión con las otras 3 personas que fallecieron”, dijo su madre, refiriéndose al vicepresidente del banco Brooks Lambertson, de 29 años, así como a James Mueller, de 76 años, y Donna Mueller, de 75, novios de la infancia de Wisconsin, quienes celebraban su 56 aniversario de boda.

Ella quiere comunicarse con sus familias”, dijo su madre el lunes. “Se preocupa tanto por los demás, será difícil para ella”.
Escudero-Kontostathis también está ansiosa por perderse el inicio de su curso de maestría en John Hopkins a fines de este mes.

Sus amistades han creado una campaña de recaudación para los gastos del hospital y de su recuperación, por lo que ella está sumamente agradecida.

Fuente: El Imparcial

Temas:

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.