Redacción BLes – El reconocido periodista de investigación estadounidense John Solomon habló sobre la campaña de difamación en su contra por parte de los grandes medios de comunicación y de políticos demócratas. El actual colaborador de Fox News se ha convertido en una figura central en los procedimientos del juicio político impulsado por la oposición contra el presidente Donald Trump.

Si bien Solomon ganó prestigio décadas atrás por su periodismo de investigación, en los últimos meses elevó su visibilidad en los medios por publicar investigaciones cruciales que involucran a varios referentes del Partido Demócrata en diversas irregularidades y casos de corrupción.

Recientemente ha aparecido en los medios exponiendo cómo muchos líderes demócratas, y personas vinculadas a ellos, se han inmiscuido en Ucrania para ‘tapar’ un enorme caso de corrupción que involucra al hijo del exvicepresidente de Barack Obama, Joe Biden, a la vez que también han tratado, según los informes de Solomon, de corromper a políticos ucranianos para inculpar al presidente Trump en el caso de la falsa colusión con Rusia.

Los contundentes informes del periodista despertaron la ira de muchos políticos demócratas quienes, con la complicidad de las grandes cadenas de noticias estadounidenses, iniciaron una fuerte campaña de difamación contra él.

Pero las personas que Solomon expuso no sólo se quedaron en las acusaciones en los medios: a comienzos de esta semana el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, publicó un informe sobre el juicio al presidente Trump donde se observa que el representante demócrata por California obtuvo los registros telefónicos personales de Solomon, junto con los de Rudy Giuliani, el abogado personal del presidente, y el representante Devin Nunes (republicano de California), el miembro de mayor rango del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

Esta acción de Schiff fue fuertemente criticada por los republicanos.

“El informe demócrata ha salido”, le dijo el periodista Glenn Beck a Solomon el miércoles. “Tu nombre está por todas partes”, comentó en su programa de radio el miércoles.

“¿Tiene Schiff los fundamentos legales para hacer esto? ¿Cómo lo consiguió? ¿Puede desenmascarar legalmente a un ciudadano estadounidense, el nombre, en un informe oficial como éste?”, se preguntó Beck.

En realidad el nombre de John Solomon figura en una lista de registros de la compañía de servicios telefónico AT&T.

En ese sentido, el investigador aclaró que él no tiene contratado ese operador: “Lo más probable es que no sean mis registros. Es probable que sean los registros de otra persona, donde aparecen mis llamadas telefónicas”.

“Cada vez que el gobierno usa ese poder, tiene un efecto escalofriante en ti como reportero. ¿Quién quiere llamarme la próxima vez si cree que sus registros pueden ser citados o mostrados en una citación?”, se cuestionó.

“Todo este esfuerzo de Adam Schiff, los demócratas y sus aliados en los medios de comunicación, está diseñado para distraer del hecho de que el rastro de hechos en mis historias es verdadero e inexpugnable”, añadió Solomon.

El periodista apuntó a miembros de la oposición demócrata que “se dedican a la difamación, al asesinato por afiliación o por teléfono”.

“¿Por qué me escogieron a mí? Porque mis reportajes han sido incómodos para los demócratas, el Washington Post y el New York Times”, explicó recordando que sus investigaciones ayudaron a desentrañar la falsa narrativa de la colusión con Rusia, acusación que el informe del fiscal especial Robert Mueller terminó desacreditando.

Ahora el denominado ‘Caso Ucrania‘ es el que abrió el proceso de destitución contra el presidente Trump. Pero en lo que se podría categorizar como un auténtico ‘efecto boomerang‘, la investigación está destapando -con la ayuda de los datos proporcionados por Solomon- una serie de graves irregularidades y corrupción que involucra a los máximos líderes demócratas como Barack Obama, Hillary Clinton, Joe Biden y Nancy Pelosi, entre tantos otros.

“Eso tampoco les gusta”, apuntó al respecto el periodista.

En este sentido, Beck le preguntó a Solomon si podría considerar iniciar una demanda, en este caso contra los medios de comunicación que lo están difamando o bien contra el propio Schiff.

“Mis abogados y yo estamos echando un vistazo a algunas de las afirmaciones más escandalosamente falsas que aparecen en algunos de estos artículos de prensa”, contempló el investigador.

“Pronto tomaremos una decisión sobre si tomar alguna medida. Si lo hago, no es para ganar dinero. Será para rectificar los registros de los hechos para que el público estadounidense pueda hacer un mejor juicio sobre lo que está sucediendo”, apuntó.

[súmate a nuestro grupo “Hispanos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: Clinton-China: La verdadera colusión (Parte 1)

videoinfo__video2.bles.com||732de8603__

Ad will display in 09 seconds

Categorías: América EE. UU.

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.