Redacción BLes – Luego de que los negocios internacionales sostenidos por Hunter Biden, el hijo del candidato demócrata presidencial, Joe Biden, generaran polémica durante años, notificaron a Biden de que es investigado por problemas tributarios.

Dado que Hunter realizó sus negocios internacionales más rentables acompañando a su padre, cuando era vicepresidente de Estados Unidos, el reconocido autor Peter Schweizer plantea la posibilidad de que padre e hijo sean investigados por corrupción pública, según el artículo del también autor Art Moore, del 10 de diciembre.

No está claro qué era lo que vendía Hunter, dado que no contaba con habilidades destacadas ni otros bienes como aportes a los negocios en los que intervenía, empieza planteando Schwizer.

“No tenía un conjunto de habilidades, no traía capital a ninguno de estos negocios de inversión, así que, ¿para qué le pagaban?” preguntó Schweizer en una entrevista con Bill Hemmer de Fox News.

De este cuestionamiento pasa a considerar la posibilidad de que de la vinculación con su padre, el vicepresidente, pueda surgir un caso de corrupción pública.

Le recomendamos:

“Si le pagaban porque su padre era vicepresidente y los inversores extranjeros y los gobiernos esperaban algo a cambio – y obtener algo a cambio – entonces tienes un caso de corrupción pública que podría implicar a Joe Biden”, postuló Schweizer.

Más grave aún es la conclusión que obtuvieron los dos comités del Senado señalando que los miembros de la familia de Joe Biden hicieron tratos con ciudadanos chinos que tenían “profundas conexiones” con el Partido Comunista de China (PCCh).

Esta declaración podría ser una evidencia de lo avanzada que está la investigación sobre este caso que hasta implicaría un gran riesgo para la seguridad nacional.

Para Schwizer no se trata solo de que sean Jo y Hunter Biden los implicados, para él hasta cinco miembros de la familia Biden están involucrados en negocios oscuros, lo que sintetiza señalando que la actividad criminal “a menudo aparece en grupos”.

La serie de negocios y actividades de las que tendría que dar cuenta la familia Biden es numerosa y de proporciones multimillonarias, como se desprende de las decenas de miles de correos electrónicos y otros documentos hallados en un computador portátil abandonado por Hunter.

El comprometedor contenido de esos documentos fue revelado en parte por el New York Post, causando un escándalo nacional, que los medios y las grandes tecnológicas se apuraron a ocultar en vano.

De acuerdo con esos datos Joe recibiría entre el 10% y el 50% de los jugosos ingresos obtenidos en el exterior con empresas extranjeras, y en el interior con la supuesta venta de acceso a los círculos de poder en  Washington, a solicitud de poderosos empresarios o políticos de otros países, especialmente del PCCh.

José Hermosa – BLes