Redacción BLes.com – Joe Biden, candidato demócrata a la presidencia de EE. UU., representaría un alto riesgo para los inversionistas en los mercados de valores, dado el impacto que podrían experimentar estos en caso de que ganara las elecciones.

Las recientes encuestas en las que el también exvicepresidente de EE. UU. Joe Biden se destaca en algunos aspectos despiertan las alarmas, porque de concretarse esa tendencia en un cambio en la Casa Blanca los mercados se alterarían fuertemente, así es como lo analizó el presentador y comentarista político Stuart Varney de FOX Business el 20 de julio.  

“Esto es algo en lo que cualquiera con unos pocos dólares en el mercado tiene que pensar”, alertó Varney.

“¿Qué pasará con tu 401k (cuenta de pensión de contribución ) o tu IRA (cuenta de jubilación individual) si Joe Biden gana? Tengo que creer que si una victoria de Biden parece probable, la venta comenzará mucho antes de la elección misma”, especificó Varney.

El peligro para los inversionistas radica en la controvertida promesa hecha por Biden, según la cual el drástico aumento de impuestos para las empresas y para las personas sería inevitable.

Biden incluso calculó que para la empresas el incremento de los impuestos sería del 30%, y que los impuestos sobre las ganancias de capital tanto como los impuestos al patrimonio tampoco se escaparían del aumento.

“Agrúpalo todo y tendrás una completa reversión de las políticas de recorte de impuestos que produjeron la enorme subida de 8.000 puntos para el Dow desde que Donald Trump se convirtió en presidente”, señaló Varney dimensionando uno de los aspectos en los que Biden afectaría negativamente la economía del país.

Pero lo anterior sería solo el comienzo, ya que si Biden nombrara en el cargo de vicepresidente a la senadora Elizabeth Warren, Varney pronostica efectos aún peores al llamar a Warren “el azote de los bancos” y “el azote de Wall Street”.

“¿Tendrías acciones en un banco o en cualquier otra compañía financiera si ella estuviera a solo un latido del corazón de la oficina oval?”, preguntó Varney directo, tratando de hacer tomar conciencia a los electores de las posibles consecuencias sobre su economía particular de su decisión del 3 de noviembre, día de las elecciones presidenciales.

Varney aporta hechos históricos sólidos que sirven de referencia para dar solidez a sus previsiones del mercado en caso de que la fórmula Biden/Warren tuvieran las mejores opciones de llegar a la Casa Blanca.

En este sentido alude a la dramática caída del indicador Dow el día de la tomas de posesión del presidente Barack Obama en el 2009.

“Cuando el Presidente Obama asumió el cargo el 20 de enero de 2009, el promedio industrial del Dow Jones (DJIA) continuó su caída de la crisis crediticia y cayó a 7.949,09, el rendimiento inaugural más bajo (medido por la caída porcentual) del Dow desde su creación en 1896”, reporta el medio especializado Investopedia. 

El desastre del mercado había empezado el 29 de septiembre de 2008, cuando el favoritismo electoral se inclinaba hacia Obama, con la pérdida nunca vista de 777 puntos, lo que contribuyó en gran medida a la “caída del mercado de valores de 2008”, recuerda Varney.

Como contrapartida Varney cita las exitosas respuestas del mercado bursátil en cuanto los republicanos empezaron a recuperar el mando en el 2010 y luego con la triunfal elección del presidente estadounidense Donald Trump.

Ante el fuerte aumento de impuestos prometido por Biden y la drástica aproximación de los demócratas hacia el izquierdismo que atenta con la desaparición del capitalismo no es difícil pensar en el hundimiento del mercado.

Varney prevé en este oscuro escenario que una “fuerte venta sería muy probable, entonces despidos masivos y embargos masivos serían muy probables. Entonces una recesión agotadora seguirá”.

Por todo lo anterior y comparado con los récords históricos obtenidos por la Administración Trump en el manejo del país, la elección es obvia a su favor para cuatro años más de su mandato, superando las ‘intimidaciones’ de las encuestas fraguadas por los medios que le han sido adversos desde aún antes de que posesionara en la Casa Blanca. 

José Hermosa – Redacción BLes.com