Redacción BLes- El candidato demócrata Joe Biden afirmó durante el primer debate que el presidente Donald Trump no le pidió al primer ministro de China, Xi Jinping, que permitiera que profesionales de Estados Unidos ingresaran al país para investigar el virus del PCCh. Esta es una afirmación falsa que Biden había utilizado en otras ocasiones, incluso lo hizo durante un anuncio de campaña.

La acusación de Biden durante el debate fue la misma que dejó reflejada en un anuncio de campaña de casi dos minutos de duración, en la que el ex vicepresidente hace un esfuerzo falso para culpar y difamar al presidente Donald Trump como responsable de la crisis producida por el virus del PCCh, argumentando que fue demasiado blando para enfrentar a China. 

Tal como analizó Breit Bart, Biden afirma que presionó al presidente Trump a enviar los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) a China para investigar sobre el origen del virus y que Trump no quiso hacerlo. Los dichos de Biden son de un discurso en Carolina del Sur el 25 de febrero, cuando aseguró que si fuese presidente “Estaría hablando por teléfono con China y dejando en claro que vamos a necesitar estar en tu país, para saber qué está pasando”.

Esta afirmación fue otra de las grandes mentiras de la campaña Biden, de hecho, como señaló el Washington Post, los funcionarios estadounidenses estaban en China desde el 22 de febrero intentando negociar con el régimen chino poder intervenir en la investigación del origen del virus.

Según declaraciones del New York Times a principios de febrero los CDC habían ofrecido enviar equipos de expertos a China para observar el brote del virus del PCCh y colaborar en la investigación. Sin embargo, el régimen no aceptó el ofrecimiento y tampoco llegó ninguna invitación. Nadie explicó públicamente cuál es la razón.

A mediados de abril el régimen chino volvió a rechazar una solicitud del gobierno estadounidense para permitir el ingreso de los CDC para colaborar y testificar en la investigación de los orígenes del virus del PCCh. 

Como informó Fox News en ese entonces, el régimen Chino rechazó reiteradamente las llamadas de los funcionarios estadounidenses para que los inspectores internacionales tengan acceso a los laboratorios para asegurarse de que no se liberen accidentalmente patógenos peligrosos similares al coronavirus.

“Hay varios laboratorios dentro de China que están manejando estas cosas”, dijo Pompeo el 22 de abril en el Departamento de Estado. “Es importante que esos materiales se manipulen de forma segura para que no se produzcan fugas accidentales.”

“Tenemos que asegurarnos de que el gobierno chino esté manejando esos materiales de manera apropiada no solo en el Instituto de Virología de Wuhan sino en otros lugares”,

Según el artículo de Fox News, muchos funcionarios creen que el régimen chino encubrió deliberadamente el virus y que la Organización Mundial de la Salud (OMS) actuó como cómplice directo. Por su lado, el presidente Trump apuntó contra la OMS por su papel en la crisis y confirmó en abril la suspensión de todos los fondos para el grupo.

Realmente acusar al presidente Trump de no haber sido lo suficientemente duro con el régimen comunista chino es una actitud entre infantil y ridícula. Desde el comienzo de la pandemia que la administración Trump fue el gobierno que enfrentó con mayor determinación y el primero en acusar al régimen chino como principal responsable de la expansión del virus por el mundo entero. 

Tan grande fue el enfrentamiento con el régimen que hoy Estados Unidos está a la cabeza de una verdadera guerra comercial contra China a la cual se están sumando importantes países que acompañan las medidas del presidente Trump.

Andrés Vacca-BLes.com