Las políticas erráticas de la administración demócrata y el impacto económico que han causado en el país ponen en una posición complicada al mandatario estadounidense. Es por ello que para el acostumbrado balance de gestión anual, conocido como el “Estado de la Unión”, el Pentágono tomará importantes medidas de seguridad.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dará este martes, 1 de marzo, el acostumbrado balance de gestión anual, conocido como el «Estado de la Unión», abreviado SOTU por sus siglas en inglés. Sin embargo, debido a las políticas erráticas que ha implementado la administración demócrata y el impacto económico que han causado, las protestas contra el binomio Biden-Harris estarán a la orden del día. Esto motivó el despliegue de múltiples medidas de seguridad.

La caída histórica de la popularidad del mandatario estadounidense sigue incrementándose. Por lo tanto, para prevenir un inconveniente mayor, el Pentágono aprobó el despliegue de 700 guardias nacionales en los alrededores del Capitolio con el objetivo de ayudar en el control de tránsito en caso de que vengan transportistas a manifestar, emulando al Convoy por la Libertad de los camioneros de Canadá.

Los convoyes, inspirados en el movimiento canadiense, han sido planificados en foros de internet. Parten de distintos sitios y recorren distintas vías, pero algunos tienen la intención de llegar a Washington para cuando Biden dé su discurso.

A lo largo de más de 4500 kilómetros —desde California hasta Washington, D.C.— se van sumando camiones que llegan a la capital para protestar contra lo que en España se ha denominado tiranía sanitaria, que se traduce en la imposición de la vacuna obligatoria para el ingreso a determinados sitios cerrados. Una medida que impacta a nivel global y en Estados Unido fue impuesta por Joe Biden.

En el trayecto se puede observar el enorme respaldo por parte de la población civil. Incluso los bomberos de Arizona salieron a apoyar. Con banderas nacionales y símbolos patrióticos, los camioneros fueron recibidos como héroes por dónde pasaban.

Servicio Secreto aconsejó «medidas de extrema precaución»

Tras consultar con el Servicio Secreto, “como medida de extrema precaución” el jefe de la Policía del Capitolio, Tom Manger, señaló por medio de un comunicado que la cerca será montada para el momento del discurso.

Y es que para Manger, la valla se volvió un símbolo del temor que invadió a la capital estadounidense luego que simpatizantes de Donald Trump llegaron masivamente al Capitolio el 6 de enero del 2021, para exigir un recuento de votos de las elecciones presidenciales de 2020.

En aquella oportunidad, el entonces mandatario republicano usó sus redes sociales para recordar a sus votantes que son del partido de la ley y el orden e hizo un llamado a acatar a las autoridades. Sin embargo, a partir de ese día fue removido de todas las plataformas por supuestamente instigar a la violencia.

El relato implantado por el Partido Demócrata, a la par de los medios masivos, fue de la suma peligrosidad de estos manifestantes, tanto que en septiembre del 2021 las autoridades volvieron a colocar las vallas y ahora, ante el temor de posibles protestas, movilizaciones y bloqueos, los alrededores del Capitolio serán cercados nuevamente, tal cómo sucedió después de las manifestaciones del 6 de enero del 2021.

Por Mamela Fiallo Flor – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.