Redacción BLes- Utilizando otra de las estrategias sucias para intentar lograr sus objetivos, la reconocida agrupación de izquierda, Shutdown DC, está promoviendo una acción colectiva cibernética a través de la cual busca que miles de personas acosen vía correo electrónico y teléfono a un bufete de abogados de la campaña de Trump concentrada en los juicios electorales, buscando que renuncien a los trabajos por los cuales han sido contratados. 

Según reportó el medio The Federalist, a través de un correo electrónico enviado a sus seguidores, la agrupación Shutdown DC los notificó sobre el accionar que están promoviendo. El cual tiene el objetivo de viralizar falacias sobre el estudio de abogados  buscando generar una especie de “presión pública” que los lleve a renunciar a sus tareas.

En el correo figuran las indicaciones que deben seguir los participantes: “Esto es lo que debe hacer: llame y envíe un correo electrónico al abogado de King & Spalding a continuación y dígales cómo se siente acerca de lo que está haciendo su bufete”. Luego se detallan varios guiones para llamadas telefónicas y diversas plantillas para utilizar en el acoso por correo electrónico.

“Hemos dividido la lista de abogados que trabajan en la firma para que juntos podamos contactar a una gran cantidad de personas, y esta es su persona asignada”. Continúa diciendo el mensaje.

Los guiones alegan, sin ningún tipo de fundamento, que las demandas destacadas por la campaña son “sin mérito”, “escandalosas” y una “vergüenza”. También afirma que cualquier abogado involucrado en las demandas está participando en un supuesto intento de socavar la democracia e intentar silenciar las voces de los votantes negros. Nada más alejado de la realidad.

El correo electrónico da por supuesto que “la presión pública funciona”, después de afirmar que otro bufete de abogados asociado con las luchas legales en estados clave, Porter Wright, “anunció que se retiraba de la demanda postelectoral que habían presentado para Trump en Pensilvania”.

Te puede interesar:

Por otro lado y utilizando la misma técnica de intimidación, NeverTrump, el PAC demócrata más conocido como The Lincoln Project, solicitó a sus seguidores a través de su cuenta oficial de Twitter, que fastidien a dos abogados que actualmente están ayudando a representar a la campaña Trump en demandas electorales, publicando sus fotos e información de contacto en un tweet que dice “hazlos famosos”.

“Defiende tu democracia: 1. Crea una cuenta de LinkedIn. 2. Envía un mensaje a alguien que trabaja en @JonesDay o @PorterWright 3. Pregúnteles cómo pueden trabajar para una organización que intenta anular la voluntad del pueblo estadounidense.”

Esta forma sucia de hacer política, siempre al límite de la ilegalidad, es el formato típico de la izquierda radical, quien sólo apunta a lograr sus objetivos independientemente de lo que ocurra durante los procesos, dejando de lado en su accionar todo tipo de valores, ética y legalidades. 

Shut Down DC, junto con Black Lives Matter y otras organizaciones de izquierda, son también los organizadores de masivas protestas que estaban anunciadas en caso que el presidente Trump ganara las elecciones. Tras la estrategia implementada por los medios de comunicación masivos de proclamar como presidente al candidato Joe Biden, incluso antes de finalizar los conteos de votos, las protestas quedaron suspendidas por el momento. 

En caso que la campaña Trump logre ganar la batalla legal que emprendió junto a sus colaboradores y abogados, y las autoridades correspondientes lo proclamen como el verdadero ganador de las elecciones, tal como lo han prometido los grupos de izquierda se espera que salgan a la calle a intentar desestabilizar al gobierno utilizando la violencia y todo recurso que tengan a mano sin importar las consecuencias.

Andrés Vacca-BLes.com