La anulación del fallo de Roe versus Wade por parte de la Corte Suprema de Estados Unidos será utilizada por la izquierda estadounidense para sabotear la histórica celebración de la independencia del país este 4 de julio. La campaña para desacreditar la fecha que enaltece a la democracia comenzó ya en redes sociales.

Figuras de los medios y entretenimiento afines al progresismo vociferan en Twitter que las mujeres perdieron su libertad después del fallo del alto tribunal. Incluso, insisten en que posicionar que el asalto al Capitolio ocurrido el año pasado arruinó sus vacaciones.

“La celebración es una farsa; su jactancia de libertad, una licencia profana; su grandeza nacional, vanidad creciente; sus sonidos de regocijo son vacíos y sin corazón… sus gritos de libertad y igualdad, burla hueca’», divulgó en sus redes el colaborador de MSNBC, Dean Obeidallah, quien se preguntó «¿cómo puede la nación celebrar el ‘Día de la Independencia’ cuando la ‘Corte Suprema’ del Partido Republicano acaba de despojar a las mujeres del derecho a la libertad personal?»

La exsenadora estatal demócrata de Ohio, Nina Turner, quien también forma parte del medio, insinuó que los republicanos manipulan la festividad.  «Los conservadores van a pisotear los derechos humanos, luego darán la vuelta y celebrarán el fin de semana del Día de la Independencia».

Más descrédito

Hay voces que los siguen. Ejemplo de ello es el autor liberal Don Winslow mientras Luke Zaleski, editor de asuntos legales de Condé-Nast (empresa matriz de Vogue, Vanity Fair y The New Yorker), quien  compartió de sus redes que «este Día de la Independencia recuerda que Trump te quitó el tuyo, Estados Unidos”.

El escritor acusó al mandatario de ser un “traidor que fomentó un ataque terrorista interno en el Capitolio para detener la certificación de su pérdida legítima y, de hecho, derrocar al país y al estado de derecho. Y él nunca fue llevado ante la justicia».

Del mundo cultural también hay figuras que desacreditan la celebración de la independencia de Estados Unidos del Reino Unido hace 246 años. «Feliz Día de la Independencia para los viejos hombres blancos», tuiteó la guionista de Mrs. Doubtfire, Randi Mayem Singer.

La editora de reportajes del medio de Hollywood Screen Rant, Alisha Grauso, preguntó en Twitter si existía ¿algún otro compatriota estadounidense que no esté realmente de humor para celebrar el Día de la Independencia este año? porque su “estado de ánimo” tendía a querer acabar hasta “los cimientos” del país como parte de un “pequeño regalo”.

Sus posturas atentan contra el deseo de Jhon Adams, el segundo presidente de Estados Unidos era que el 4 de julio quien tras el gran logro de ser un país autónomo decretó que cada 4 de julio sería celebrado por las generaciones siguientes como el gran festival de aniversario: “debe ser solemnizado con pompa y desfile, con espectáculos, juegos, deportes, campanas, hogueras y luminarias de un extremo a otro de este continente a partir de este momento y para siempre”.

La izquierda readapta su voluntad, mientras oculta que desde 1973 –año que entró en vigor la protección del aborto en EE.UU- se contabilizaron 70 millones de bebés asesinados en su periodo de gestación. ¿Es ese su patriotismo?

Por Gabriela Moreno – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.