Redacción BLes- En una impactante maniobra de Facebook a tan solo cuatro días de las elecciones, en segunda vuelta, de dos senadores que representen el Estado de Georgia, cerró la cuenta de recaudación de fondos de los candidatos republicanos David Perdue y Kelly Loeffer.

“Facebook ha cerrado la cuenta publicitaria del Fondo del Campo de Batalla de Georgia, un comité conjunto de recaudación de fondos para el NRSC [Comité Nacional Republicano del Senado], @Perduesenate, y @kloeffler. Esto es inaceptable a solo 4 días del día de las elecciones”, protestó el comité republicano en un tuit el 1.° de enero. 

Además de bloquear la cuenta Facebook colocó un letrero que desacredita la campaña, sugiriendo que su página implicaba un riesgo de engaño o estafa.

“No permitimos anuncios que promocionen productos, servicios, esquemas u ofertas usando prácticas engañosas o engañosas, incluyendo aquellas destinadas a engañar o estafar a las personas con dinero o información personal”, agregó.

Posteriormente se restableció el uso de la cuenta, aludiendo a un ‘error’ como la causa del cierre, según Daily Caller. 

Los gigantes tecnológicos han interferido gravemente en el proceso electoral estadounidense, bloqueando numerosas cuentas de usuarios conservadores y censurando selectivamente las noticias que exponen eventuales delitos cometidos por sus candidatos.

Una de las campañas más fuertes fue la que trató de encubrir las evidencias de corrupción de la familia del candidato demócrata presidencial, Joe Biden, publicada por el New York Post el 15 de octubre. 

Aunque las negociaciones de los Biden con gobiernos extranjeros fueron motivo de rumores de corrupción durante años, esta vez se presentaban miles de correos, fotos y video haciéndola evidente.

De inmediato Twitter canceló la cuenta del New York Post y junto a Facebook censuraron toda alusión al caso hecha por los usuarios de sus redes, en un intento por encubrir los hechos.

Además han financiado abundantemente al partido demócrata y apoyan a los movimientos marxistas Black Lives Matter (BLM, por la sigla en inglés) y Antifa. 

Por su parte el veterano de inteligencia de la Marina y periodista, Jack Posobiec, de One America News Network cuestionó que el Senado hubiera anulado el veto del presidente estadounidense, Donald Trump, quien intentó desactivar la polémica sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones.

Esta ley fue aprobada en 1.996 para ayudar a la naciente industria de la Internet a prosperar, evitando que tales compañías fueran tratadas como editoras, siempre y cuando actuaran de “buena fe”.

No obstante, las grandes redes sociales se escudan en el artículo 230 para cerrar cuentas y eliminar los mensajes que violan sus arbitrarias normas de servicio. Por esto son acusadas de abusar y controlar la libertad de expresión de los usuarios con poca vigilancia y regulación exterior.

José Hermosa-BLes.com