Redacción BLesEn un esfuerzo desesperado por aumentar la cantidad de adultos vacunados, algunos jueces locales en Georgia se han comprometido a reducir algunas sentencias a la mitad, en caso de que los condenados acepten ser vacunados contra el virus PCCh con alguna de las vacunas disponibles.

La polémica se ha despertado tras conocerse la noticia de que algunos jueces de los condados de Hall y Dawson en Georgia, están ofreciendo un incentivo a la vacunación reduciendo algunas sentencias de delincuentes hasta en un 50% si aceptan vacunarse, reportó la cadena de noticias local WSB-TV, afiliada a la ABC.

El canal de noticias mantuvo un diálogo con empleados de los juzgados en cuestión, quienes defendieron la iniciativa asegurando que se trata de una medida para “mejorar la sociedad”.

“En opinión de nuestro juez, cada disparo en el brazo es un servicio a la comunidad”, dijo Jason Stephenson, administrador de la corte del condado de Hall.

Stephenson, también aclaró que las reducciones no son uniformes sino que dependen de cada caso puntual y queda a criterio del juez el tipo de reducción de condena.

Las personas que están o estarán realizando servicio comunitario como parte de su sentencia podrían ver reducidas sus sentencias a la mitad con solo recibir la vacuna contra el coronavirus.

Hasta ahora, se han ofrecido reducciones de sentencia en varias docenas de casos, aseguró el entrevistado.

Le recomendamos: SOROS puso USD 2 MILLONES para el ALGUACIL de MARICOPA que ahora OBSTACULIZA la AUDITORÍA

Ad will display in 09 seconds

Un defensor público llamado Andy Maddox, dijo al medio local que espera que algunos de sus clientes aprovechen la oferta. Y mencionó que a casi todos sus clientes recientes se les ha ofrecido el trato.

“Creo que la idea es que cualquier estímulo que podamos hacer para convencer a la mayor cantidad de personas de que se vacunen (es algo bueno)”, dijo Maddox. “Creo que inicialmente es algo de curiosidad. Algunos ya lo han conseguido. Muchos lo están reflexionando”.

Los promotores de la vacunación masiva están preocupados por el elevado índice de personas que en los Estados Unidos continúan reacios a colocarse alguna de las vacunas circulantes para combatir el virus PCCh, argumentando temores por la enorme cantidad de denuncias por efectos colaterales graves tras su aplicación, que en algunos casos llegaron incluso a la muerte. 

En el estado de Georgia, el porcentaje de no vacunados supera por mucho al promedio nacional. La tasa de vacunación actual de Georgia para su población es del 37 por ciento, mientras que el promedio nacional es del 47 por ciento.

Ante este escenario, es que los jueces tomaron la polémica decisión de ofrecer la reducción de condenas. El condado de Hall, en particular, busca aumentar sus tasas de vacunación, ya que solo el 29 por ciento de los residentes ha decidido vacunarse, según reportó el Departamento de Salud Pública de Georgia y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

La tasa de vacunación del condado de Dawson es aún más baja, la cual no llega al 25 por ciento de la población.

Ya a mediados de febrero se anunciaba que los sondeos indicaban un rechazo generalizado a la vacunación, pero en ese entonces aún la demanda por las vacunas prevalecía por sobre la oferta en los Estados Unidos, por lo que las advertencias no fueron tomadas del todo en cuenta.

Pero pasados tres meses, ya podemos comprobar que lo que reportaban las encuestas en ese entonces era cierto. Una encuesta realizada por The Associated Press-NORC y publicada por Newsmax, indicaba que 1 de cada 3 estadounidenses se niega a colocarse la vacuna.

El gobierno de la administración Biden junto con laboratorios y sus aliados, los medios masivos de comunicación, están invirtiendo en fuertes campañas para promover entre los estadounidenses el interés por vacunarse.

Esta medida tomada por los jueces es una acción más de las tantas que se están implementando para lograr el difícil propósito de los defensores de las vacunas de llegar al 75% de la población vacunada.

 Andrés Vacca– BLes.com