La inflación, el precio del combustible, la escasez de productos, aumentan la inconformidad y logran una baja aprobación.

La aprobación de Joe Biden es inferior al 30 % en 48 de los 50 estados en Estados Unidos. Incluso, en estados donde el Partido Demócrata tiene el control, como California, y el estado natal de Biden, Delaware, el mandatario tiene baja aprobación.

En la primera semana de julio la desaprobación de Biden alcanzó el 58%, según el más reciente promedio de aprobación de la encuestadora CIVIQS, en un sondeo hecho a cerca de 220.000 encuestados en toda la nación. En estados con gobierno conservador la desaprobación supera el 70 %, en Wyoming llegó al 78 % y la aprobación apenas el 16 %, es la más baja de la nación.

Dakota del Norte y Virginia Occidental son los estados donde Biden tiene la peor aprobación, solo el 17 % aprueba al mandatario en ambos estados. Mientras tanto, la desaprobación ronda el 76 y el 75 %, respectivamente. Solo en dos estados la desaprobación es inferior al 50 %. En Hawái está entre el 45 y el 42 % y en Vermont oscila del 44 al 38 %, los dos estados tietnen gobierno demócrata.

Salvo esas dos excepciones, la tendencia está a la baja a nivel nacional. Cerró mayo con una aprobación del 34 % y obtuvo el 33 % en junio. En la primera semana de julio la aprobación neta de Biden oscila el 28 %.

Entre los votantes independientes, que no adhieren al Partido Demócrata ni el Republicano, el panorama no es mejor. Solo el 18 % de los encuestados independientes aprueban a Biden, de acuerdo a la encuesta. A su vez, el 68 % lo desaprueba, y el 13 % no tiene opinión.

La situación económica que se vive en Estados Unidos es el principal detonante detrás de la inconformidad ciudadana. El precio de la gasolina superó los cinco dólares por galón, lo cual ha encarecido los productos en todo el país. Como consecuencia, la inflación rompió un récord histórico.

¿Cuáles son los motivos de la desaprobación?

En los 18 meses que lleva Biden al mando, Estados Unidos ha sufrido la retirada fallida de Afganistán, escasez de fórmula para bebés y una crisis en la cadena de suministro.

Esto último expuso la importancia de tener políticas adecuadas para liberar productos. Por ejemplo, en vísperas de Navidad, California, de gobierno demócrata, limitó el acceso a sus puertos e impidió el paso de los buques provinientes del Asia. Florida, de gobierno de republicano, salió al rescate y «salvó la Navidad» al permitir que los productos lleguen a los puertos del Atlántico.

Por último, el Partido Demócrata no ha logrado aprobar la propuesta legislativa para subsanar los problemas económicos. La Ley Build Back Better (BBB) ​​de $1,75 billones de dólares ha estado estancada durante algún tiempo. Si los republicanos logran obtener la mayoría legislativa en las elecciones venideras de noviembre las probabilidades que se apruebe serán aun menores.

Ahora, con la aprobación de Biden cercana al 30 %, el Partido Demócrata deberá reforzar su campaña electoral. De lo contrario, enfrentará una oposición fuerte en el poder legislativo con un Ejecutivo débil de cara a las elecciones presidenciales del 2024, lo que a su vez potenciaría las probabilidades del regreso de Donald Trump.

Por Mamela Fiallo Flor – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.