George Soros, Barack Obama y Hillary Clinton habrían organizado un golpe de estado en el Vaticano para derrocar al conservador Papa Benedicto y reemplazarlo por el izquierdista Papa Francisco.

La impactante denuncia fue realizada años atrás por un grupo de líderes católicos que citan evidencia de varias fuentes, incluidos correos electrónicos de WikiLeaks.

Mira aquí la impactante denuncia