Redacción BLes – Lejos de dar por terminado el proceso electoral de EE. UU.,  sigue la incansable labor por la transparencia electoral, y así, el presidente del Comité Judicial del Senado del Estado de Arizona, Eddie Farnsworth, republicano de Gilbert, ordenó las citaciones para exigir la auditoría de todas las máquinas de Dominion en el condado de Maricopa.

“Hay evidencia de manipulación, hay evidencia de fraude”, dijo Farnsworth luego de una sesión de seis horas en la que se debatió la opción de solicitar el decomiso de las máquinas en el condado más grande del estado, según el medio alternativo Geller Report del 15 de diciembre. 

Las citaciones “asegurarán que al menos la legislatura tenga un proceso en marcha” para comprobar la “veracidad” de las elecciones del 2020, reiteró Farnsworth.

“Una auditoría forense es el siguiente paso probable. Este es un gran desarrollo, y mueve a Arizona en la dirección correcta para dar cuenta de las muchas irregularidades”, expresó el Representante estatal republicano Mark Finchem.

Una auditoría forense de las máquinas y el software permitiría más pruebas para que los congresistas objeten los votos electorales del candidato demócrata presidencial, Joe Biden, en Arizona. 

Otra de las medidas tomadas por los legisladores fue la  elección de  11 electores republicanos quienes emitieron votos no certificados para el presidente Donald Trump, el 14 de diciembre. 

Le recomendamos:

Por otro lado, los resultados de una auditoría forense de las polémicas máquinas de Dominion Voting Systems en el condado de Antrim, Michigan revelarán una tasa de error tan elevada como para llegar hasta el 68%.

A Biden se le asignaron en Maricopa 45.109 votos más que al presidente estadounidense, Donald Trump, en un proceso electoral muy controvertido por las irregularidades demandadas por el equipo legal de este. 

Dado que todavía hay otro litigio pendiente es posible que la auditoría requerida por Farnsworth se retrase hasta que no se falle, porque las máquinas son consideradas evidencia potencial en ese caso. 

La compañía Dominion Voting System está involucrada en un fraude de proporciones gigantescas, y de acuerdo con las demandas de los abogados de la campaña Trump, con conexiones con poderes considerados enemigos de Estados Unidos como son Rusia, Irán y el Partido Comunista de China (PCCh). 

Luego de que el director ejecutivo de Dominion, John Poulos, hubiera rechazado la invitación accedió a rendir testimonio en una audiencia ante el Comité de Supervisión del Senado de Michigan sobre las irregularidades del software electoral.

La audiencia a la cual fue citado Poulos, será la primera en la que dará su testimonio en relación con los 28 estados que emplearon el software electoral desde que comenzaron las elecciones el pasado 3 de noviembre.

José Hermosa – BLes