Redacción BLes- Tres universidades de EE. UU., entre ellas la de Harvard, se vinculan con otras seis universidades chinas que realizan investigaciones para el Ejército Popular de Liberación chino (EPL, por la sigla en inglés), con serias implicaciones para la seguridad nacional. 

Además de Harvard, la Escuela de Medicina de Yale y la Universidad de Pensilvania se asocian con esas universidades chinas respaldadas por el Partido Comunista Chino (PCCh) o por el EPL, según The Washington Free Beacon del 10 de marzo. 

Al menos la Universidad de Sichuan, la Universidad de Xi’an Jiaotong y la Universidad de Tsinghua- trabajan desarrollando tecnologías bélicas incluido el programa nuclear chino. Además tienen vínculos con los esfuerzos de ciberespionaje chino.

Por otro lado, realizan estudios para la planificación sanitaria china, amenazando la privacidad de los pacientes tanto en China como en Estados Unidos, a lo cual se refirió el director senior de política de China en el Instituto del Proyecto 2049, Ian Easton.

“Puede que a ti no te interese el PCCh, pero al PCCh se interesa por ti. Quiere recopilar todos tus datos personales y privados. Quiere aprovechar tus datos contra ti, tus valores y tu forma de vida”, dijo Easton.

Y señaló que ese interés no sería humanitario: “El peligro de que eso ocurra es muy real. No hay nada benigno o humanista en el enfoque de la medicina del PCC, y su explotación de la industria biotecnológica mundial debería ser repudiada”, advirtió.

A su vez, la Universidad de Pensilvania trabaja con la Facultad de Medicina de la Unión de Pekín, supervisada por la Comisión Nacional de Salud del Partido Comunista Chino, vinculada a abusos de los derechos humanos perpetrados contra los musulmanes uigures en Xinjiang, informa The Washington Free Beacon.

“El gobierno de China está llevando a cabo un genocidio masivo, un crimen contra la humanidad. Esto está ocurriendo ahora mismo. Hoy en día, Pekín es el violador más atroz de los derechos humanos en el planeta”, también acusó Easton. 

Esta asociación inconveniente de las universidades estadounidenses con las instituciones dependientes del PCCh se torna aún más grave, dado que se niegan a entregar los documentos que detallan el dinero en efectivo y otros regalos del régimen comunista, según un nuevo informe del Departamento de Educación de Estados Unidos, señaló The New York Post

En este sentido, el consejero general del Departamento de Educación de EE. UU., Reed Rubinstein, informó a los legisladores sobre estas irregularidades, en una carta.

“… la evidencia sugiere que las inversiones masivas de dinero extranjero han generado dependencia y distorsionado la toma de decisiones, la misión y los valores de demasiadas instituciones”, dijo Rubinstein.

En sus investigaciones el Departamento de Educación logró que más de 6.500 millones de dólares en dinero extranjero fueran revelados por las universidades de Yale y de Harvard.

No obstante, seguían negándose a entregar los correos electrónicos que describen sus relaciones comerciales con China [PCCh], Rusia y Oriente Medio.

José Hermosa-BLes.com