Redacción BLes– Michael Kugelman, subdirector de Estudios Asiáticos del Centro de Estudios Woodrow Wilson, dijo en una entrevista con el periódico británico Express UK que el régimen chino dirigido por el dictador Xi Jinping podría llevar a cabo un ciberataque contra los Estados Unidos en medio de la crisis causada por el virus CCP, también conocido como COVID-19.

De acuerdo con el experto, un ataque bien planeado podría causar un desastre en los Estados Unidos sin arriesgarse a tener bajas militares y evitando sanciones ante la comunidad internacional. 

“Los estados-nación siempre buscan golpear a sus enemigos donde más les duele”, expresó el subdirector de Estudios de Asia del Centro de Estudios Woodrow Wilson.

Kugelman asegura que un ciberataque podría causar una gran destrucción. “El mundo del Internet nunca ha sido más prominente y el poder de las telecomunicaciones nunca ha sido más pronunciado”, señaló.

Frente a un escenario crítico, el experto planteó la posibilidad de que el régimen chino emplee un ataque dirigido a los sistemas de control del tráfico aéreo en los aeropuertos de los Estados Unidos.

“De repente tienes todos estos aviones en el aire y tienes el control del tráfico aéreo sin forma de comunicarse con ellos, lo que obviamente aumenta el riesgo de accidentes”.

Entre tanto, Kugelman afirmó que otro de los beneficios que obtendría el régimen chino con un ciberataque sería el de asestar un golpe sin necesidad de perder tropas y con más posibilidades de negarlo.

“Se podría simplemente negar que algo ha sucedido ya que, inicialmente, no es fácil saber quiénes son los autores de estos ataques”, dijo.

“Creo que la conclusión es que es una forma gratuita de retroceder de una manera que podría tener algunas consecuencias bastante perjudiciales para tus enemigos más acérrimos”, añadió el experto.

El pasado mes el régimen chino estuvo en el centro de las críticas principalmente la de los Estados Unidos luego de que se produjera el arresto de Li Xiaoyu y Dong Jiazhi, dos ex estudiantes de ingeniería eléctrica acusados de piratear sistemas informáticos, gobiernos y organizaciones de todo el mundo, de acuerdo con The Mirror.

Los dos hombres estarían implicados en el espionaje de empresas estadounidenses que realizaban investigaciones sobre el coronavirus, recibiendo ayuda de agentes estatales para llevar a cabo otros robos, según informó la BBC.

El ministro de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, expresó el pasado mes de julio “Estoy profundamente preocupado por la evidencia anunciada de que China está involucrada en ataques cibernéticos maliciosos contra instituciones comerciales, médicas y académicas, incluidas las que trabajan para responder a la pandemia del coronavirus”.

César Múnera-BLes.com