Redacción BLes- El Director del Servicio de Alguaciles de EE. UU. (USMS, por sus siglas en inglés), Donald Washington, anunció que más de 1.300 niños desaparecidos han sido rescatados desde el año fiscal 2016.

En diálogo con Fox News, Washington detalló el jueves que la mayoría de los casos implican violencia, drogas y tráfico de personas.

De acuerdo a los datos suministrados por el funcionario, el Gobierno de Donald Trump ha duplicado la cantidad de rescates anuales desde que el mandatario llegó a la Casa Blanca hace casi cuatro años: 173 en 2016, 192 en 2017, 253 en 2018, 292 en 2019 y 375 en lo que va de 2020.

“Estos son niños que corren un peligro particular como resultado de ser víctimas de un crimen violento o por ser quienes son. Por ejemplo, algunos de ellos pueden estar en un ambiente de vínculos a pandillas o rodeados de drogadictos o envueltos en algunas situaciones malas que involucran a personas con tendencias violentas y cosas por el estilo”, dijo Washington.

A pesar de que, año tras año, el número de rescates viene ascendiendo, Washington aclaró que hay miles de niños que aún permanecen desaparecidos.

“Tenemos 21.000 casos activos de menores de 18 años desaparecidos abiertos hoy. Así que hay muchos”, indicó el líder de la agencia federal de aplicación de la ley más antigua de EE. UU.

En los últimos meses, varios operativos de los alguaciles fueron abiertos en diferentes frentes, lo que permitió que docenas de niños desaparecidos o cuya vida se encontraba en peligro, hayan sido recuperados.

Por ejemplo, recientemente, el USMS llevó a cabo operaciones en el noreste de Ohio, Oklahoma City, Indianapolis, Georgia y otros lugares, recuperando a más de 100 niños considerados en peligro o desaparecidos.

El 1° de octubre, el servicio anunció que 11 niños cuya vida se encontraba en peligro fueron localizados cerca de Nueva Orleans, Luisiana, después que se llevara a cabo una operación que duró una semana.

El USMS cuenta con más de 5.000 empleados operativos y administrativos que abarcan 94 distritos, 218 suboficinas y cuatro oficinas de campo en el extranjero.

El Presidente Trump ha hecho de la lucha contra el tráfico de personas un punto focal de su administración.

En abril de 2018, el FBI se apoderó de Backpage.com, el sitio web más grande de tráfico sexual de niños en EE. UU. Casi las tres cuartas partes de los casos presentados al Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados se relacionaban con anuncios publicados en Backpage.com.

En enero de 2019, el mandatario estadounidense firmó la Ley de Reautorización de Prevención y Protección de Víctimas de Tráfico de Frederick Douglass y la Ley de Reautorización de Protección de Víctimas de Tráfico.

A fines de ese año, proclamó enero de 2020 como el “Mes Nacional de Prevención de la Esclavitud y el Tráfico de Personas”, calificando a tales crímenes como una “afrenta a la humanidad que llega trágicamente a todas partes del mundo”.

En ese marco, el Presidente Trump aseguró que la trata de personas “erosiona la dignidad personal y destruye el tejido moral de la sociedad”.

Afirmó que se trata de “una plaga intolerable para cualquier sociedad dedicada a la libertad, los derechos individuales y el estado de derecho”.

Miguel Díaz-BLes.com