Redacción BLes– El personal del gobernador de Florida, Ron DeSantis, dijo que está trabajando en una ley antidisturbios que impondrá cargos penales más severos a los manifestantes violentos. DeSantis propuso por primera vez el proyecto de ley en septiembre del año pasado. Fue un partidario vocal de la misma durante las protestas nacionales que dieron lugar a la violencia y los saqueos en las principales ciudades.

Según NBC News, DeSantis anunció: “Esta legislación logra el equilibrio adecuado para salvaguardar el derecho constitucional de cada floridano a reunirse pacíficamente, al tiempo que garantiza que aquellos que se esconden detrás de la protesta pacífica para causar violencia en nuestras comunidades serán castigados”.

Y “Además, esta legislación garantiza que ninguna comunidad del estado se dedique a desfinanciar a su policía”.

Según el Tampa Bay Times, cualquiera que dañe un monumento o incidente de una figura histórica puede ser acusado de un delito de segundo grado. El proyecto de ley combate además los disturbios proporcionando protección legal civil a cualquiera que conduzca a través de una protesta que intente bloquear una ruta de tráfico.

El Orlando Sentinel informó que el proyecto de ley encarcelaría a los condenados por disturbios hasta su primera cita con el tribunal. La agresión a un agente de policía mientras se produce un disturbio conllevará una pena de cárcel de hasta 6 meses.

Además, la ley establece que cualquier comunidad que quiera desfinanciar a la policía debe contar primero con la aprobación del estado. También se añadirán al proyecto de ley castigos adecuados para delitos como el robo, el incendio provocado, las palizas y la violencia cometida durante un disturbio, entre otros.

Le recomendamos:

En las 61 páginas del proyecto de ley 1 de la Cámara se codifican nuevos delitos, como el de “intimidación colectiva”, que convierte en “ilegal que una persona, reunida con otras dos o más personas y actuando con un propósito común, utilice la fuerza o amenace con utilizar una fuerza inminente, para obligar o inducir, o intentar obligar o inducir, a otra persona a hacer o abstenerse de hacer algún acto, o a asumir, abandonar o mantener un punto de vista particular”.

Según Fox News, el senador estatal demócrata Daryl Rouson declaró: “Esto no detendrá nada, excepto a los que tienen miedo. Yo no tengo miedo”, y “sólo quiero decir a la gente que siga llamando a la puerta, que siga protestando, que siga levantándose a pesar del intento de ahogar las voces”.

Cliff Albright, cofundador y director ejecutivo de Black Voters Matter, describió el proyecto de ley como un intento de limitar las protestas relacionadas con la muerte de George Floyd: “Y en respuesta a eso, que el Estado diga: vamos a criminalizar tu actividad. Vamos a criminalizar tu pasión. Vamos a criminalizar tu protesta. Así no es la democracia”.

El senador republicano Danny Burgess, que impulsó el proyecto de ley, dijo el jueves:

“Desgraciadamente, lo que no hemos oído hoy es hablar mucho de las víctimas de la violencia, los negocios, los puestos de trabajo y los medios de vida que se perdieron a causa de los disturbios”, y “De eso trata el proyecto de ley; no se trata de la protesta pacífica. Se trata de la ley y el orden”.

Bruce Pie – BLes.com