El gobernador Kevin Stitt instó a la legislatura estatal a “aprobar de inmediato una legislación que aclare, en la medida necesaria, que los cambios de sexo o género en un certificado de nacimiento, o una designación de no binario, son contrarios a la ley de Oklahoma”

Los estados gobernados por conservadores están enfrentando el progresismo de la Administración de Joe Biden. El último golpe vino por parte del gobernador de Oklahoma. Si bien el Gobierno Federal ya aprobó la emisión de pasaportes estadounidenses de género neutro, en el ámbito estatal estas medidas han encontrado obstáculos.

Por medio de una orden ejecutiva, el gobernador Kevin Stitt determinó «dejar de modificar los certificados de nacimiento» de cualquier manera que sea incompatible con la ley estatal y «eliminar de su sitio web cualquier referencia a la modificación de los certificados de nacimiento» que no se alinee con el ordenamiento jurídico de dicho estado.

Stitt instó además a la legislatura del estado de Oklahoma a «aprobar de inmediato una legislación que aclare, en la medida necesaria, que los cambios de sexo o género en un certificado de nacimiento, o una designación de no binario son contrarios a la ley de Oklahoma».

Hasta el momento, 15 estados de los EE. UU. permiten que los residentes marquen sus actas de nacimiento con sexo masculino, femenino o la letra «X» que indica no definido.

Asimismo, 24 estados y el Distrito de Columbia (Washington, D.C.) emiten nuevos certificados de nacimiento meramente por la voluntad de los padres, sin necesidad de una cirugía de reasignación de sexo ni una orden médica, tampoco judicial.

Para hacerlo posible en Oklahoma, Kit Vivien Lorelied, quien se identifica como no binario, presentó una demanda federal contra el Departamento de Salud en agosto de 2020, después de que se le denegara la solicitud de cambio de nombre y sexo en su certificado de nacimiento de Oklahoma en diciembre de 2019.

Al denegar la solicitud, la agencia dijo que podía cambiar el nombre de Lorelied, pero que cambiar su sexo a no binario no era una opción.

Según el portal The Oklahoman, llegaron a un acuerdo y el departamento emitió un certificado de nacimiento no binario a Lorelied el mes pasado. Como parte del mismo convenio, el diario local alega que la agencia también acordó actualizar su sitio web dentro de los 30 días posteriores a la emisión de su certificado de nacimiento para indicar que ahora emitirá certificados de nacimiento etiquetados con el género «X» por orden judicial.

Pero el gobernador se opuso de manera tajante: “Creo que Dios creó a las personas para que sean hombres o mujeres. Punto», sentenció Kevin Stitt.

“No existe el sexo no binario y condeno de todo corazón el supuesto acuerdo judicial de la OSDH (Departamento de Salud del Estado de Oklahoma) celebrado por activistas deshonestos que actuaron sin recibir la debida aprobación o supervisión”, continúo.

Por su parte, el Departamento de Salud del Estado de Oklahoma emitió un comunicado donde establece lo siguiente:

«De conformidad con la Orden Ejecutiva del gobernador Stitt, la OSDH continuará emitiendo los certificados de nacimiento según lo permita la ley. Estas enmiendas incluirán un cambio legal de nombre o correcciones de errores. La OSDH trabajará con el gobernador y el fiscal general en cualquier orden de enmienda que pueda caer fuera del alcance de 63 OS 1-321 «.

El estatuto no menciona el sexo o la identificación sexual en los certificados de nacimiento. De modo que frena la posibilidad de permitir que a los recién nacidos se les asigne un sexo ajeno a su biología.

Mamela Fiallo Flor – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.