Redacción BLesUn alto funcionario de la administración Biden dijo al Miami Herald que el gobierno está buscando una forma de que los familiares de los cubanos que viven en Estados Unidos puedan enviarle dinero a sus seres queridos sin que el régimen cubano interfiera, además de considerar aumentar el personal diplomático en la embajada americana en la Habana.

En un giro repentino de lo que fue la respuesta inicial de la administración Biden que dijo que las protestas eran por la mala respuesta a la pandemia del régimen comunista cubano, el alto funcionario declaró al Herald:

“Bajo la dirección del presidente Biden, Estados Unidos está persiguiendo activamente medidas que apoyen al pueblo cubano y que hagan que el régimen cubano rinda cuentas”.

“La administración formará un Grupo de Trabajo de Envíos para identificar la manera más efectiva de hacer llegar las transferencias directamente a las manos del pueblo cubano”, agregó el funcionario.

Además, el Departamento de Estado “revisará la planificación para aumentar el personal de la Embajada de Estados Unidos en La Habana para facilitar la participación diplomática, consular y de la sociedad civil, y una postura de seguridad adecuada.”

Durante la gestión de Donald Trump, se bloqueó el sistema de envío de dinero a los cubanos debido a que el régimen interceptaban los fondos y nunca llegaban a manos de sus destinatarios.

Las sanciones impuestas a Fincimex -una entidad financiera cubana que maneja transferencias- por sus vínculos con los militares cubanos hicieron que Western Unión suspendiera sus servicios en Cuba a principios de 2020, dejando a muchos cubanoamericanos sin una forma legal de enviar dinero a sus seres queridos en la isla.

Trump también bloqueó los vuelos y cruceros a Cuba, además por su estrecha relación con regímenes como el de Irán y su apoyo a la dictadura de Maduro en Venezuela, colocó a la isla dentro de la lista de países que patrocinan el terrorismo.

Le recomendamos: Francisco se ALINEA a la dictadura cubana mientras la isla ARDE

Ad will display in 09 seconds

Presión de la comunidad cubanoamericana

La comunidad cubanoamericana de Miami ha estado presionando a los legisladores y a la administración Biden para que adopte una postura más contundente contra la tiranía del régimen cubano.

Las protestas en Cuba y la represión del régimen cubano fueron noticias en todo el mundo gracias al rol de las redes sociales donde los manifestantes lograron subir videos de los acontecimientos.

En respuesta el régimen cortó la señal de Internet y es poco lo que sabe ahora sobre lo que sucede en Cuba.

En este aspecto, el funcionario dijo que la administración Biden está trabajando con el Congreso y el sector privado para buscar “opciones viables” que hagan que Internet sea más accesible para los cubanos.

El Departamento del Tesoro también está considerando la posibilidad de sancionar a los funcionarios cubanos involucrados en la represión de los manifestantes.

“El 11 de julio, el mundo vio cómo decenas de miles de ciudadanos cubanos marcharon por La Habana y ciudades de toda Cuba afirmando valientemente sus derechos fundamentales y universales y exigiendo libertad y alivio de la opresión del régimen autoritario de Cuba”, dijo el funcionario de Biden. “La administración Biden-Harris ha estado y seguirá estando al lado del pueblo cubano”.

No hay vuelta atrás

Cuba enfrenta un escenario de protestas y represión policial sin precedentes y para muchos disidentes la situación económica, social y política es tan grave, que no hay vuelta atrás.

Uno de los que cree que el pueblo cubano seguirá en las calles, hasta las últimas consecuencias, es el médico y disidente cubano José Raúl Rodríguez Rangel.

“Las personas se quedaron sin casa. No la casa física, la arquitectura. No tienen un lugar dónde vivir, no tienen un lugar donde volver. No tienen ese lugar adonde llegar. Porque no pueden seguir viendo a sus hijos llorar. No pueden seguir viendo morir a sus abuelos en la cama -hay tantos y tantos testimonios- porque no hay oxígeno o no los fue a buscar la ambulancia y murieron por el Covid-19”, aseguró el médico cubano que ahora reside en Argentina.

“Todo el mundo sabe que el gobierno es el responsable. Pero además el gobierno no tiene una respuesta. Es por eso que las protestas se van a extender y es importante el reclamo mundial porque sencillamente las personas no tienen adónde volver. Las personas tienen que quedarse en las calles. No hay vuelta atrás”, agregó José Rangel.

Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com