Redacción BLesLa gigantesca corporación de las telecomunicaciones, AT&T, lanzó una campaña de reeducación racial para sus empleados, de acuerdo con la cual los blancos “son el problema”. 

Así se desprende de los documentos obtenidos por el reportero, Christopher Rufo, que sigue la imposición de la polémica Teoría Crítica de la Raza (CRT, por la sigla en inglés) en las empresas e instituciones de Estados Unidos, informa Daily Mail del 29 de octubre. 

Rufo publicó sobre el caso a través de su cuenta de Twitter, refiriéndose al documento “Listen Understand Act” de AT&T, que contempla los principios de la CRT de “interseccionalidad”, “racismo sistémico”, “privilegio blanco” y “fragilidad blanca”.

“SCOOP: AT&T Corporation ha creado un programa de reeducación racial con materiales que afirman que “el racismo es un rasgo exclusivamente blanco” y que enseña a los empleados: “Gente blanca, ustedes son el problema”, empezó escribiendo Rufo. 

El programa habría sido impuesto por el director general de AT&T, John Stankey, quien dice a los empleados blancos que son racistas,  que confiesen su “privilegio blanco” y que reconozcan el “racismo sistémico”.

Además, que deben comprometerse con los contenidos del documento o de lo contrario serán penalizados en sus evaluaciones de rendimiento.

“Como individuos, podemos marcar la diferencia haciendo nuestra parte para avanzar en la equidad racial y la justicia para todos”, escribió Stankey a sus 230.000 empleados en abril.

Y agregó: “También te animamos a participar activamente en nuestra experiencia de aprendizaje Equality First, una nueva iniciativa para aumentar la concienciación y la acción en torno a nuestro valor de defender la igualdad”, según Rufo. 

Asimismo, los empleados son presionados a firmar un compromiso de lealtad para “seguir impulsando el cambio”. También a firmar “intenciones” como “leer más sobre el racismo sistémico” y “desafiar el lenguaje odioso de los demás”. “Si no lo haces, eres un racista”, habría dicho un alto directivo, cita el Daily Mail. 

Adicionalmente, la empresa publica en un portal interno que “el racismo estadounidense es un rasgo exclusivamente blanco”, y que “los negros no pueden ser racistas”.

En la práctica, el programa incluye un adoctrinamiento de 21 días en el que se promueven causas de izquierda como las “reparaciones”, la “desfinanciación de la policía” y el  “activismo trans”.

También se imparten instrucciones para “seguir, citar, reenviar y retuitear” organizaciones como el Instituto de Formación Transgénero y el Centro Nacional para la Igualdad Transgénero.

Por otro lado, la CRT ha sido muy criticada por muchos estadounidenses, desde padres de familia hasta líderes políticos, y en algunos estados se han emitido leyes para impedir que se siga divulgando. 

Para una madre de Virginia, Xi Van Fleet,  que sobrevivió la Revolución Cultural de Mao Zedong antes de emigrar a Estados Unidos, la teoría crítica de la raza es una herramienta del comunismo.

“Para mí, y para muchos chinos, es desgarrador que hayamos escapado del comunismo y ahora experimentamos el comunismo aquí”, dijo Van Fleet. 

Entre sus dichos, aseguró que la Teoría Crítica de la Raza “es de hecho la versión estadounidense de la Revolución Cultural China”, afirmando también que sus orígenes tienen sus raíces en el marxismo cultural.

José Hermosa – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.