Redacción BLesLa Fundación Heritage rechazó importantes donaciones de dinero de los gigantes Google y Facebook, argumentando que las empresas de tecnología censuran a personas y grupos con puntos de vista conservadores, y por tanto no podrían aceptar dinero manteniendo una “buena conciencia”, declaró su presidenta Kay C. James.

Según informó recientemente el medio Axios, James, envió cartas al director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, y al director ejecutivo de Google, Sundar Pichai, explicando que la Fundación Heritage no puede aceptar dinero de empresas que reprimen el discurso y los contenidos conservadores.

Heritage rechazó una donación de 225.000 de Google y devolvió una donación de 150.000 de Facebook en octubre de 2020. El cordial rechazo fue mediante una carta escrita a finales de octubre pero que recién ahora trascendió.

James señaló que parte del Congreso como importantes sectores de la sociedad civil están ejerciendo presión para implementar acciones antimonopolio contra las Big Tech y enmendar las protecciones de responsabilidad de las que gozan algunas empresas de tecnología tales como Google y Facebook justamente.

“Heritage está en medio de la revisión de estas propuestas, y lo último que necesitamos es que cualquiera piense que nuestras conclusiones han sido influenciadas de alguna manera por una donación relativamente pequeña de su empresa”, escribió James en la carta, pretendiendo esquivar cualquier tipo de conflicto de intereses por parte de la asociación.

En su carta a Facebook, James mencionó a modo de ejemplo la decisión de Facebook de reducir el tráfico de una noticia del New York Post durante el 2020 en el que se denunciaba que el entonces vicepresidente Joe Biden se habría reunido con un ejecutivo de la compañía ucraniana de gas natural Burisma en la que trabajaba su hijo Hunter en 2015.

Hunter Biden, el hijo de Joe, formaba parte del directorio de la polémica firma en ese momento. Un portavoz de Facebook afirmó que a la empresa le preocupaba que el artículo fuera “desinformación”, aunque no aportó ningún tipo de prueba para justificar la censura

Le recomendamos:

Las empresas de tecnología también han dirigido sus ataques al sitio de noticias afiliado a la Fundación Heritage, el Daily Signal, según escribió James. Facebook redujo considerablemente las referencias al portal de Daily Signal. 

YouTube también eliminó videos publicados por el sitio de noticias que criticaban las prácticas médicas de recetar hormonas y realizar cirugías en personas que padecen disforia de género, recordó James en la carta.

YouTube, propiedad de Google, también agregó una “etiqueta a nuestro video de integridad electoral que claramente tenía la intención de arrojar dudas sobre la credibilidad de nuestras afirmaciones bien fundamentadas sobre los riesgos de votar por correo”, dijo James.

El fiscal general de Texas, Ken Paxton, presentó una demanda en varios estados contra Google, alegando violaciones antimonopolio y actos engañosos por parte del gigante tecnológico, y cinco estados y territorios adicionales se unieron recientemente al esfuerzo de su estado: Alaska, Florida, Montana, Nevada y Puerto Rico. Los estados ya nombrados en la demanda incluyen Arkansas, Idaho, Indiana, Kentucky, Mississippi, Missouri, Dakota del Norte, Dakota del Sur y Utah.

Del mismo modo, Florida también ha propuesto medidas que podrían penalizar a las empresas de redes sociales si se censura a los candidatos durante una elección. La legislación multaría a las empresas con 100.000 dólares al día hasta que se restablezca el acceso del candidato a la plataforma.

Mientras el Congreso y la justicia debaten sobre las normas antimonopólicas y el manejo de la información por parte de las grandes firmas digitales, la fundación Heritage en pos de mantener sus valores éticos decidió acertadamente no involucrarse en cuestiones que puedan generar futuras dudas sobre su relación con las grandes tecnologías. 

Andrés Vacca – BLes.com