Redacción BLes – En la defensa de la transparencia electoral la campaña Trump solicitó a la Corte Suprema revocar los cambios de las normas electorales que facilitaron el fraude en Pensilvania. 

Entre sus argumentos se encuentran que los cambios aprobados por la Corte Suprema del estado violan el Artículo II de la Constitución de los Estados Unidos y la jurisprudencia en el caso de Bush contra Gore, según la demanda de 267 páginas presentada el 20 de diciembre. 

“La petición de la campaña busca revertir tres decisiones que evisceraron las protecciones de la Legislatura de Pensilvania contra el fraude en las boletas de correo”, expresa Rudy Giuliani, el abogado del presidente estadounidense Donald Trump, en el informe que publicó.  

Una de esas decisiones es la prohibición de verificar durante el escrutinio del día de las elecciones si las firmas en las boletas de correo eran genuinas.

También la eliminación del derecho de las campañas a impugnar las boletas llegadas por correo, a causa de firmas falsas y otras irregularidades.

Y la supresión de los requisitos de que los votantes firmen, dirijan y fechen debidamente las boletas de correo.

Además, la demanda registrada contra la secretaria de estado de Pensilvania, Kathy Boockvar describe que a los supervisores de la campaña Trump solo se les permitía “estar en la sala” del Centro de Convenciones de Filadelfia del tamaño de varios campos de fútbol, dificultando su labor.

Le recomendamos:

La campaña Trump también alega que el impacto de la decisión del tribunal de Pensilvania tenía “importancia nacional” y podía violar la Constitución de los Estados Unidos.

Asimismo, se cuestiona la constitucionalidad de ampliar el plazo reglamentario para la recepción de las boletas de voto por correo desde las 8 P.M. del día de las elecciones hasta las 5 P.M. tres días después. 

La demanda solicita que la Corte Suprema realice una revisión expedita y responda el 24 de diciembre, antes de que el Congreso se reúna en enero para “considerar los votos del Colegio Electoral”.

Además: “La petición busca todos los recursos apropiados, incluyendo la anulación del nombramiento de los electores comprometidos con Joseph Biden y permitir que la Asamblea General de Pennsylvania seleccione a sus reemplazantes”, informó Giuliani. 

La campaña Trump también menciona: “Esto representa la primera presentación independiente de la campaña ante el Tribunal Supremo de los Estados Unidos y busca un recurso basado en los mismos argumentos constitucionales planteados con éxito en el caso Bush contra Gore”.

El equipo legal de la Campaña Trump desarrolla una ardua gesta en defensa de la voluntad electoral de los estadounidenses, ante la multitud de fraudes presentados principalmente en seis estados. 

Si bien los votantes se han mantenido respaldando pacientemente las reclamaciones legales, a medida que se agota el tiempo aparecen señales de que podrían optar por acciones independientes, como se desprende de un tuit del usuario de Twitter @prayingmedic.

“El Senado debería desarrollar un plan para tratar el fraude electoral a menos que quieran que millones de americanos armados se presenten en el capitolio el 6 de enero”, escribió. 

Hay quien incluso duda de que la Corte Suprema esté cumpliendo cabalmente con las funciones que se le encomendaron.

“La Corte Suprema ha demostrado que es cobarde moralmente y que no cumplirá con su deber. Siendo este el caso, no importa cuantas veces sea solicitada”, consideró @creationman46.

José Hermosa – BLes