Redacción BLes – El técnico de Dominion que estaba a cargo del escaneo de boletas en un condado de Georgia donde faltaron contabilizar miles de votos para el presidente Donald Trump había trabajado previamente en la campaña de la candidata demócrata a la vicepresidencia Kamala Harris.

Aric Thompson es un representante de Dominion Voting Systems que se encargó de escanear las boletas en el condado de Floyd, Georgia, durante el recuento de votos de las elecciones presidenciales de 2020.

De acuerdo a su perfil en LinkedIn, Thompson trabajó en la campaña presidencial de la senadora Harris en 2019 como fotógrafo oficial.

El contador de boletas incluso tiene una carpeta online que muestra fotografías que tomó de la entonces precandidata presidencial demócrata.

El sesgo anti-Trump de Thompson se observa en varias publicaciones en las redes sociales, en donde -por ejemplo- describe al presidente estadounidense como un “títere” para los “supremacistas blancos”.

En sus publicaciones recientes, también cuestiona los esfuerzos del equipo legal de la campaña del presidente Trump por exponer las pruebas de fraude electoral.

Lo que ahora salió a la luz es que Thompson era el técnico que representaba a la empresa de máquinas de votación Dominion durante el escaneo de boletas en el condado de Floyd, Georgia, en donde luego de un recuento de votos se descubrió que faltaron contabilizar más de 3.000 votos, la mayoría de los cuales eran para el presidente Trump. 

Le recomendamos:

Fue tal la magnitud de la “irregularidad” que la Junta de Elecciones del condado de Floyd votó para despedir al Secretario del Jefe de Elecciones, Robert Brady.

“El representante confirmado de Dominion, Aric Thompson, escaneó las boletas con el ahora despedido Secretario de Elecciones Robert Brady, en el condado de Floyd, donde más de 3000 votos (en su mayoría para Trump) inexplicablemente no se contaron inicialmente. Thompson trabajó anteriormente para la senadora Kamala Harris”, señaló el 29 de noviembre la periodista Heather Mullins, quien está cubriendo el proceso del conteo de votos en Georgia para la red de televisión por cable estadounidense, Real America’s Voice News.

Aric Thompson (izquierda) durante el escaneo de votos en el condado Floyd, Georgia (Twitter / @TalkMullins – 29 nov.)

Asimismo, por si quedaba alguna duda sobre el vínculo entre el ahora despedido Secretario de Elecciones Robert Brady y el representante de Dominion Aric Thompson, Mullins compartió las actas de la reunión oficial que tuvo lugar el 11 de febrero de este año donde se comunica: “El señor Brady presentó a Aric Thompson como nuestro técnico in situ de Dominion”.

Mullins reportó el 29 de noviembre que, de acuerdo a las publicaciones de Thompson en sus propias redes sociales, el ahora técnico de Dominion trabajó de fotógrafo durante la campaña presidencial de Kamala Harris en 2019.

La periodista resaltó la responsabilidad del técnico de Dominion en la irregularidad que se detectó días atrás en Floyd, ya que él era uno de los dos hombres que escanearon las boletas en el condado.

Es más, según admitieron la comisionada demócrata de la ciudad de Rome, Wendy Davis, y el presidente republicano del condado de Floyd, Luke Martin, no hubo observadores presentes en algunos escaneos.

De hecho, han trascendido fotografías de Thompson escaneando boletas con el propio Brady.

Una de las imágenes fue tomada por el Rome News Tribune la mañana siguiente al día de las elecciones, cuando los dos todavía estaban escaneando las boletas:

“¿Cómo consiguió alguien que trabajó para Kamala Harris un trabajo para Dominion escaneando, tabulando y adjudicando boletas (en las que ella está) en el condado de Floyd, GA? Conflicto de intereses”, cuestionó Mullins a través de Twitter.

Cabe mencionar que cuando se desató el escándalo por los aproximadamente 3000 votos sin contabilizar, el secretario de Estado Brad Raffensperger culpó del problema a los funcionarios electorales del condado de Floyd porque supuestamente no pudieron cargar los votos de una tarjeta de memoria en una máquina de escaneo de boletas. Hecho que, a la luz de estos nuevos reportes, podría no ser cierto.

En efecto, el conteo de votos en Georgia en general ha desatado una serie de escándalos mediáticos y políticos tras las vastas pruebas de irregularidades verificadas durante el proceso.

El presidente Trump ha instado al gobernador de Georgia, Brian Kemp, a que anule la certificación de votos emitida por el secretario Raffensperger, y garantice una correcta certificación de firmas en las boletas ausentes. 

Acorde a lo reportado por Fox News, los senadores republicanos de Georgia Kelly Loeffler y David Perdue, ambos involucrados en las elecciones de segunda vuelta de enero, respaldaron las demandas del presidente Trump respecto a la importancia de realizar una confiable verificación de firmas y solicitaron la renuncia urgente de Raffensperger por ser el responsable del mal manejo de la situación.

Asimismo, uno de los abogados a cargo de las denuncias por fraude electoral en Georgia, Lin Wood, publicó el martes una serie de mensajes con una citación judicial en la que demanda a Raffensperger y al vicepresidente de los Atlanta Hawks, Scott Wilkinson.

Ante la sucesión de irregularidades en el proceso de votación y conteo, el propio presidente Trump criticó con dureza al gobernador Kemp, por no ser determinante en su postura frente a los evidentes casos de fraude en Georgia.

Durante una entrevista en Fox el pasado domingo, Trump indirectamente catalogó al gobernador como cómplice de los hechos fraudulentos, incluso se mostró arrepentido de haberle dado su apoyo durante la carrera electoral en el 2018 cuando este se enfrentó a la demócrata Stacey Abrams.

Miguel Díaz – BLes