Redacción BLes – El jueves se conocieron imágenes de video tomadas por cámaras de seguridad del State Farm Arena, Georgia, que muestran cómo aparecen maletas llenas de boletas electorales, luego de que el supervisor le dijera a los observadores republicanos que abandonaran el centro de conteo de votos debido a un supuesto caño de agua roto.

Finalmente se publica una prueba irrefutable de lo que vienen denunciando decenas de personas sobre un hecho sumamente irregular que ocurrió durante la noche de las elecciones en Fulton, Georgia, acorde a lo reportado por The Gateway Pundit.

El Comité de Supervisión del Senado de Georgia, celebró una audiencia durante el jueves por la mañana sobre el fraude electoral masivo y sistemático en el estado en favor del candidato demócrata Joe Biden.

Durante la audiencia se dieron a conocer las polémicas imágenes que dan fe de lo declarado en reiteradas ocasiones por decenas de testigos. 

La campaña Trump publicó en su cuenta oficial de twitter el video en cuestión, junto con un mensaje que dice:

“Las imágenes de video de Georgia muestran que se les dijo a los trabajadores electorales que dejaran de contar y se fueran, mientras que 4 personas se quedaron para continuar contando las boletas en privado”.

En la noche de las elecciones, el presidente Trump tenía casi 40.000 votos sobre su rival demócrata Joe Biden en el estado de Georgia. Según lo informado de manera oportuna por The Gateway Pundit, misteriosamente en el condado de Fulton, las autoridades anunciaron que detendrían el conteo de votos hasta el día siguiente debido a la rotura de una tubería de agua en el State Farm Arena.

La supuesta tubería reventada fue anunciada alrededor de las 6 am. “Casi 40,000 boletas ausentes no serán contadas para el estado de Georgia hasta al menos el miércoles después de una ruptura de la tubería de agua”, dijeron funcionarios del condado de Fulton.

Le recomendamos:

Ante la información brindada por las autoridades, los observadores republicanos se retiraron del establecimiento. A pesar de lo informado y sin observadores presentes, unas horas después se comenzó nuevamente con el recuento y cuando hicieron el siguiente informe, misteriosamente los resultados se habían revertido, y el candidato demócrata superaba al presidente Trump en cantidad de votos. 

Nunca se pudo comprobar la existencia de un caño roto, de hecho no hubo ninguna orden oficial de pedido de reparación por parte del estadio.

A esta denuncia le siguieron múltiples demandas por diversas irregularidades como que a los observadores republicanos no se les permitió ver el proceso de votación por correo en ausencia, numerosos votantes dobles, votantes de otros estados, casos de intimidación hacia observadores, cambios de votos y el sospechoso dato de que el 100% de votantes anticipados militares de Fulton votaron a Joe Biden.

Todas estas denuncias lo llevaron a afirmar al abogado del presidente Trump, Rudy Giuliani, que el recuento de votos en Georgia no es garantía de absolutamente nada, porque gran parte de los votos que se están contabilizando no son legítimos.

Andrés Vacca – BLes