Redacción BLes- A la gran cascada de revelaciones que rodean los indicios de fraude electoral en EE. UU., se une ahora la sospechosa baja tasa de devolución de votos por correo que se presentó en el estado de Pensilvania. 

De 2.614.011 votos tan solo se rechazaron 951 por no cumplir con lo requisitos del voto por correo, es decir el 0.03%, cifra que comparada con las devoluciones del 2016 indica que este año la aceptación de posibles votos mal diligenciados se aumentó más de 30 veces, señala Just the News del 16 de noviembre. 

Los 951 votos se rechazaron en la totalidad del estado, es decir en todos los condados. 

En este sentido se rompe con el comportamiento que se observó en las anteriores elecciones cuando el rechazo de los votos llegó hasta el 3%, siendo lo normal un rechazo del 1%. 

La situación se torna aún más preocupante al considerar que los supervisores de los republicanos fueron despedidos de los centros de conteo de votos, violando así su derecho a velar por la transparencia del proceso electoral. 

Era de esperarse que la cantidad de votos por correo rechazados fuera mucho mayor que la votos entregados en persona. 

Generalmente, las personas que votan por correo por primera vez suelen cometer más errores al diligenciar las boletas. 

Este año la cantidad de votos por correo fue abrumadoramente más alta que en elecciones anteriores.

Los datos obtenidos se hacen más significativos al considerar la insistencia de los demócratas en incentivar el voto a través del servicio postal, y dado que las diferencias entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el candidato demócrata presidencial, Joe Biden son de tan solo unos pocos miles de votos. 

En medio de las causas de engaño descubiertas en las elecciones presidenciales en Estados Unidos, la que más se destaca es la originada por el uso de las máquinas de Dominion Ballot Counting Systems, para contar los votos. 

A este sistema de conteo se le atribuye el pasar miles  votos de Trump a Biden y la desaparición de hasta millones de votos. 

En la medida en la que avanzan las investigaciones sus consecuencias son  insospechadas, pero por lo pronto las teorías señalan a quienes serían los responsables directos del fraude en los altos niveles políticos del país.

El usuario de Twitter @MajorPatriot, propone una lista de las agencias federales, y personalidades estadounidenses que tendrían conocimiento del uso ilegal del sistema de conteo de votos contratado con la firma Dominion.  

“El alcance de esto no puede ser exagerado.  Esto podría hacer caer a todo el mundo”, tuiteó @MajorPatriot. 

Y mencionó: “Desde Obama a los Clinton. Ciertamente los Biden. Brennan y la CIA, el FBI. Senadores, Congresistas, Gobernadores. Miembros prominentes de los medios de comunicación”.

“Todos ellos lo sabían. Todos sabían lo de Dominion”, concluye el usuario.

José Hermosa-BLes.com