Redacción BLes- En medio de la desconfianza que genera el proceso electoral de EE. UU. enlodado por una gran cantidad de indicios de fraude, un investigador independiente encontró que cientos de miles de votos fueron desviados del presidente estadounidense, Donald Trump al candidato demócrata presidencial, Joe Biden. 

El bloguero Nick Chase se tomó el trabajo de investigar el momento crítico durante la primera noche del conteo de votos en el estado de Virginia, en la que se detuvo el proceso y al analizar los códigos de conteo encontró el fraude, según relata en su artículo de American Thinker del 23 de noviembre.

Chase partió de la información que ofrece el sitio web everylegalvote.com a los investigadores, y además siguió el ejemplo del bloguero PedeInspector que descubrió engaños en las votaciones de estos mismo estados pero sin llegar a fondo.

Durante el seguimiento de Chase a los datos que suministró la primera noche del escrutinio el New York Times encontró que cientos de miles de votos fueron descontados del total registrado a nombre de Trump, y otros cientos de miles de votos anotados en tiempos récord a nombre de Biden para lograr superar la ventaja que ya tenía Trump.

“Según mis cálculos esto significa que se crearon unos 479.337 votos fraudulentos para Biden”, declara Chase. 

Luego a las 12:12 del 4 de noviembre Chase noto que se perdían 373.462 votos.”En una elección honesta los totales de votos nunca retroceden. Siempre se hacen más grandes, porque los votos se cuentan y se suman continuamente a los totales”, explicó.

Además de demostrar como ciertas sus sospechas de fraude, Chase comparte también su motivación patriótica.

“El punto es que los EE.UU. no sobrevivirá como un país libre sin elecciones honestas. La evidencia que he mostrado aquí, por sí misma, debería ser suficiente para decir que la elección de Virginia 2020 ha sido irremediablemente corrompida, y los resultados no deberían ser certificados”, escribió Chase.

También agregó: “Y si se certifican, deberían ser impugnados en los tribunales. Y se debería abrir una investigación criminal para identificar y procesar a los ladrones de votos, y cuando sean declarados culpables, deberían ser encarcelados por un largo, largo tiempo”. 

Ante la ausencia de los grandes medios y su negativa a informar sobre el fraude electoral muchos ciudadanos hacen sus propios aportes y recopilaciones de evidencias, que quedan a disposición de las personas o los organismos que sí tengan la capacidad de formalizar demandas legales con ellos.

La campaña Trump ha encontrado y llevado a los tribunales muchos casos en defensa de la transparencia que corresponde para la integridad democrática de la nación, y se espera que se respete la voluntad de los votantes.

En un proceso electoral justo la reelección sería segura, sostiene el equipo legal republicano, dado que eso no fue posible, la decisión final quedaría en manos de los altos tribunales y de la Corte Suprema de Justicia. 

Al parecer no se trata solo de la interferencia de la que se acusa al partido demócrata, sino de las alianzas de este con países contrarios  a los intereses de Estados Unidos, como es el caso del Partido Comunista de China (PCCh).

De acuerdo con los informes suministrados por los servicios de inteligencia, el PCCh quiere que Biden sea el ganador.

José Hermosa-BLes.com