Redacción BLes- El comportamiento de los resultados electorales en el estado de Pensilvania, EE. UU., resultó desconcertante para muchos, y un especialista confirmó que estadísticamente es casi imposible.

“Los resultados actuales de las elecciones presidenciales en Pensilvania que se han informado al público son fraudulentos porque son casi imposibles estadísticamente”, sostiene el autor Joe Hoft, en The Gateway Pundit del 13 de noviembre. 

Las cifras sorprendentes alcanzadas por el presidente estadounidense, Donald Trump, quien obtuvo el primer día 2.7 millones de votos por poco duplicaban las del candidato demócrata presidencial, Joe Biden, a quien le contaron 1.4 millones de votos.

Al finalizar la jornada los funcionarios electorales no informaron cuántos votos quedaban por contar, y la sorpresa al día siguiente fue mayúscula. 

Aparecieron impactantes 2.5 millones de votos por correo: 2 millones para Biden y medio millón para Trump.

A partir del hecho de que alrededor del 80% de las votaciones de cada condado fueron para Trump, el resultado señalado anteriormente resulta por completo incoherente.

“Está claro que los demócratas corruptos de Pensilvania hicieron todo lo posible para robar la elección presidencial de 2020 para Joe Biden”, quien tuvo acceso al análisis del especialista, cuya identidad se mantuvo confidencial.

Y Hoft agregó: “No hubo emoción para la campaña de Biden y todavía no la hay.  Los republicanos están convencidos de que hizo trampa”.

Para el especialista de alto nivel consultado por The Gateway Pundit este comportamiento de los datos era estadísticamente increíble. 

También te puede interesar:

La situación en Filadelfia fue diferente en el sentido de que Trump obtuvo el 30% de los votos. 

Adicionalmente, a los republicanos no se les permitió inspeccionar el proceso de conteo, a pesar de que legalmente era obligatorio.

La campaña Trump advirtió que la votación por correo implicaba un riesgo inminente para garantizar la transparencia del proceso.

Por otro lado, se presentaron otras irregularidades en el estado, entre ellas la aparición de al menos 21.000 votos, supuestamente depositados por personas muertas. 

También se presentaron testigos de irregularidades en el manejo de los votos, uno de ellos fue el funcionario Richard Hopkins. El periodista James O’keefe, de la organización Project Veritas mencionó el caso en uno de sus tuits. 

“El denunciante del USPS Richard Hopkins ha CONFIRMADO que hay investigadores federales en Pennsylvania y se ha abierto una investigación sobre sus alegaciones que implican al Jefe de Correos de Erie, PA.

La campaña Trump presentó las demandas que consideró viables, y se espera que estas intervenciones judiciales añadan transparencia al proceso electoral, empañado con las irregularidades que solo registran votos extras favoreciendo a Biden.

José Hermosa-BLes.com