Redacción BLes- Según Informes recientes, Dominion Voting Systems, compañía encargada de suministrar el sistema de votación en varios estados claves de EE. UU., tendría vínculos con la Fundación Clinton.

Si bien la empresa de servicios electorales de Canadá está rechazando las acusaciones en su contra que alegan sesgo partidista y manipulación de la votación en las elecciones 2020, recientemente se ha viralizado en Internet una captura de pantalla del mismo sitio web de la fundación en donde se aprecia un recaudo que hizo Dominion en una reunión de la Iniciativa Global Clinton.

El apartado del sitio web de la Fundación Clinton da a conocer que el compromiso que adquirió Dominion Voting de brindar acceso a la tecnología de votación a las democracias emergentes y posconflicto a través de su apoyo filantrópico al Proyecto DELIAN.

Dominion Voting System así mismo figura entre la tabla de donantes de la Fundación Clinton en 2014 publicada por el Washington Post, la cual está encabezada por la Fundación Bill y Melinda Gates.

Según Just The News, los informes que vinculan a Dominion Voting System con la Fundación Clinton, así mismo indican que la empresa contrató a una ex empleada de la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi como cabildera.

El medio antes citado indica además que la compañía se enfrenta a rumores de estar implicada en una incursión militar secreta en EE. UU., filtrarse en supuestos servidores en Alemania, y ser el blanco de acusaciones que alegan la existencia de otras influencias en la empresa por parte de familias demócratas.

Hasta ahora se conoce que el ex jefe de personal de Pelosi, Nadeam Elshami, hace parte del equipo de cabildeo que representa a Dominion, del cual también hace parte Richard Blum, esposo de la senadora demócrata de California, Dianne Feinstein.

En realidad, de acuerdo con los registros de la Comisión Federal Electoral (FEC por sus siglas en inglés) la compañía cuenta con una abrumadora mayoría de donantes demócratas.

Como ha informado The National Pulse, de 2014 a 2020 nueve personas que incluyen a “Dominion Voting” o “Dominion Voting Systems” como su empleador, contribuyeron financieramente a campañas políticas nacionales, incluidas las elecciones nacionales de 2020. Con un total de 96 donaciones, la suma entre empleados asciende a $ 1.241,15.

Noventa y dos de las 96 donaciones fueron dirigidas a candidatos demócratas a través de Act Blue, lo que equivale al 95.8% de las donaciones, por lo tanto, de los  $ 1,241.15, un total de $ 1,154.90 fueron destinados a impulsar las campañas demócratas.

Las preocupaciones en torno a la vulnerabilidad del sistema de votación en los estados claves durante las elecciones no sólo es el foco de intranquilidad de los legisladores republicanos y de una gran parte de la población estadounidense, sino que también ha logrado despertar desconcierto entre los mismos demócratas.

En diciembre del 2019 los congresistas demócratas Mark Pocan, Elizabeth Warren, Amy Klobuchar y Ron Wyden enviaron una carta pública a los directores generales de Staple Street Capital Group en relación a su inversión en Dominion Voting Systems Corporation.

Te puede interesar:

“Algunos fondos de capital privado operan bajo un modelo en el que compran participaciones mayoritarias en empresas e implementan medidas drásticas de reducción de costos a expensas de los consumidores, trabajadores, comunidades y contribuyentes”, escribieron los legisladores, según informó BizPac Review.

En la misiva los congresistas demócratas expresaron su preocupación de que “las empresas secretas y ‘plagadas de problemas’, propiedad de empresas de capital privado y responsables de la fabricación y mantenimiento de máquinas de votación y otros equipos de administración electoral, ‘han escatimado durante mucho tiempo la seguridad en favor de la conveniencia,’ dejando los sistemas de votación en todo el país ‘propensos a problemas de seguridad'”.

Desde el pasado 3 de noviembre, la empresa Dominion se enfrenta a las críticas de distintos sectores luego de que fuera identificada una alteración en su software de gestión electoral que llevó a que se produjera un recuento de votos inicial no oficial.

Dicha medida habría logrado determinar que en el condado de Antrim, Michigan, se habría procesado de manera errónea el conteo de votos, dando por ganador al candidato demócrata Joe Biden luego de que el secretario del condado aparentemente olvidara actualizar el software.

Según dieron a conocer recientemente los abogados del equipo legal del presidente Donald Trump, Sidey Powell y Rudy Giuliani durante una entrevista con la presentadora de Fox News, María Bartiromo, la empresa Dominion también tendría vínculos con China y Venezuela y su software habría sido utilizado varias elecciones, como las de Venezuela, Cuba y Argentina.

César Múnera-BLes.com