Redacción BLes – En la incansable lucha por la transparencia electoral el Proyecto Amistad, de la Sociedad Thomas More de EE. UU., presentó una nueva demanda ante el tribunal federal de Washington, D.C., para que se permita a los legisladores estatales elegir a los electores de su estado.

La exigencia legal se debe a que varios gobernadores estatales rechazan el permiso para que sus representantes electos se reúnan con ese propósito, a pesar de que los resultados electorales fueron impugnados, según el medio alternativo WDN del 22 de diciembre. 

Los gobernadores renuentes son los de los estados de Arizona, Georgia, Michigan, Pensilvania y Wisconsin. 

El objetivo sería reunirse para certificar a los electores antes de que el Congreso actúe, es decir, antes del 6 de enero, cuando serían tabulados los votos enviados por el Colegio Electoral.

Si bien en muchos estados los Colegios Electorales asignan los votos basándose en el voto popular, la Constitución otorga poder a las legislaturas para elegir a los electores.

“Dado que la Constitución de los Estados Unidos pone la autoridad final para designar a los Electores presidenciales en manos de las legislaturas estatales, es responsabilidad de los representantes elegidos por el pueblo juzgar los hechos relevantes y nombrar una lista de Electores apropiada, sujeta únicamente al único plazo establecido en la Constitución de los Estados Unidos  son las 12:00 del mediodía del 20 de enero de 2021”, según el Proyecto Amistad.

Le recomendamos:

“Reyes y Reinas disuelven los parlamentos y los cuerpos legislativos, no los gobernadores. Al menos eso era así hasta este año”, reiteró el Director del Proyecto Amistad, Phill Kline, en Parler.  

Agregando: “Los gobernadores en estos estados disputados han declarado que son la ley debido al COVID [virus PCCh] y ahora están activamente impidiendo que las legislaturas estatales ejerzan su autoridad constitucional para revisar el proceso electoral”.

“Ninguna persona, o grupo pequeño de personas, debería poder prohibir a la legislatura estatal que cumpla con sus responsabilidades constitucionales”, dijo también Kline.

La demanda pide declarar inconstitucionales las legislaciones federales y locales que interfieran con el derecho constitucional de las legislaturas estatales para nombrar a los electores presidenciales.

En este sentido se manifestó el abogado principal del Proyecto Amistad, Erick Kaardal.

“Lamentablemente, el actual código federal y estatal ha permitido que una función y responsabilidad legislativa constitucionalmente no delegable se convierta en un proceso ministerial”, expresó Kaardal, de acuerdo con el medio alternativo PR Newswire.

José Hermosa -BLes