Redacción BLes– El equipo legal del presidente Donald Trump ha sumado abogados de alto perfil para demandar por los cientos de miles de votos emitidos en ciudades demócratas como Detroit y Filadelfia, donde habrían marginado del conteo electoral a los observadores republicanos, quienes además fueron víctimas de malos tratos.

Ahora, los exfuncionarios del Departamento de Justicia Victoria Toensing y Sidney Powell, así como el exfiscal federal Joseph diGenova y la abogada de campaña Jenna Ellis, pasaron a integrar el equipo legal coordinado por el abogado principal del presidente, Rudy Giuliani.

Según Just the News, la demanda presentada por el equipo legal de Trump se verá desafiada en la Corte suprema por los argumentos desafiantes de Paul Clement, quien fue  procurador general durante la administración de Gorge Bush.

Por su parte, los abogados preparan sus argumentos para lograr que se descarten los votos que fueron contados en la noche de las elecciones y al día siguiente sin la presencia de los observadores electorales, dada la ilegalidad que dicho proceso implicaría.

El proceso electoral en el que se han presentado las alegaciones sobre fraude  habría estado demarcado además por el abuso de votantes tratados de una manera ilegal en varias jurisdicciones .

Te puede interesar:

Como ha señalado Just the News, los abogados de la campaña de Trump han identificado más de 680.000 votos en Pensilvania y alrededor de 250.000 en Michigan que creen que entran en la categoría de fraude.

El caso estaría respaldado por declaraciones juradas así como por demandas de ciudadanos, algunos de ellos alegaron haber vivido situaciones anómalas como haber ido a votar a las urnas y les aseguraron que ya habían votado pese a que no era así.

Otros se enumeraron como votantes en un estado donde no se emitieron votos. Otros anunciaron haber sido testigos de actividades de recuento de votos inapropiadas como observadores o funcionarios electorales.

“El presidente Trump está luchando para garantizar que la gente pueda tener confianza en la legitimidad de los resultados de esta elección y de todas las elecciones en el futuro”, indican los abogados de Trump.

“Dirigido por el alcalde Giuliani, nuestro equipo legal está persiguiendo agresivamente los mejores remedios legales para detener el proceso coordinado y sistemático , irregularidades generalizadas, fraude y total desprecio por la ley que secuestró las elecciones de 2020”, agregan.

El equipo legal de Tump, así mismo ha anunciado una acción legal para que se anulen los resultados en varios estados en donde se utilizó el software de las empresas Smartmatic y Dominion para el registro electoral de los votantes, presentando eventualmente irregularidades en estados como Michigan y Georgia, en donde incrementaron los votos de Biden mientras que disminuyeron considerablemente los del presidente Trump.

De acuerdo con el profesor de derecho de la Universidad de Harvard, Alan Dershoitz, el objetivo de la campaña de Trump no es lograr que Trump obtenga 270 votos electorales o más, es evitar que Biden obtenga 270 votos electorales y lanzar la elección a la Cámara”.

El exitoso abogado de apelaciones afirmó que el equipo legal del presidente debe de ir más allá de los argumentos legales suficientes y también debe proporcionar a los tribunales evidencia de que la cantidad de votos cuestionados es suficiente para cambiar los resultados de cada estado impugnado, informó Just the News.

César Múnera-BLes.com