En Florida no se deben recetar bloqueadores de la pubertad, ni terapia hormonal y la cirugía de reasignación de género debe dejar de ser una opción de tratamiento para niños o adolescentes.

Así es como el Departamento de Salud de Florida hizo pública este miércoles una guía sobre el uso de medicamentos que se utilizan con mayor frecuencia para suprimir la pubertad que se conocen como análogos de la hormona liberadora de gonadotropinas.

En la guía se establece que los tratamientos que bloquean la pubertad y la terapia hormonal no deben usarse en jóvenes transgénero, lo que contradice las indicaciones federales referidas al tema.

Por medio de un comunicado de prensa del Departamento de Salud indica que la guía aborda el tratamiento de la disforia de género que, según la Clínica Mayo, “es la sensación de incomodidad o angustia que pueden sentir las personas cuya identidad de género difiere del sexo asignado al nacer o de las características físicas relacionadas con el sexo”.

De igual forma, señala el comunicado del Departamento de Salud de Florida que “la evidencia actual no respalda el uso de bloqueadores de la pubertad, tratamientos hormonales o procedimientos quirúrgicos para niños y adolescentes”.

Lo establecido está dirigido a menores de 18 años, a quienes no se les deben aplicar bloqueadores de la pubertad ni terapia hormonal y cirugía de reasignación de género no debe ser una opción de tratamiento para niños o adolescentes.

Además, agrega que “la transición social de género no debe ser una opción de tratamiento para niños o adolescentes”.

Para este caso, departamento elaboró ​​esta guía utilizando datos publicados y revisados ​​por pares que cuestionan los motivos del HHS federal, la orientación de esta magnitud requiere una comprensión completa y diligente de la evidencia científica.

Por su parte, el cirujano general de Florida, Joseph Ladapo, también emitió un comunicado criticando las directivas federales que respaldan el tratamiento para jóvenes transgénero.

“Se trataba de inyectar ideología política en la salud de nuestros niños”, dijo Ladapo. «Los niños que experimentan disforia de género deben recibir el apoyo de la familia y buscar asesoramiento, no empujarlos a una decisión irreversible antes de cumplir los 18 años».

Cabe recordar, que el mes pasado, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos emitió una guía que señala que su Oficina de Derechos Civiles “seguirá trabajando para garantizar que los jóvenes transgéneros y de género no conforme puedan acceder a la atención médica sin la carga de la discriminación”.

Por Carmen Medina –  Miami Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.