La ley HB-7065 fue firmada en la ciudad de Tampa por el gobernador Ron DeSantis y entrará en vigor el próximo 1 de julio. Dicha legislación está dotada de casi 70 millones de dólares y tendrá como objetivo apoyar a las familias a través del Departamento de Justicia Juvenil.

La ausencia paterna es el mayor agravante para la criminalidad, la pobreza, la deserción escolar, el embarazo adolescente e incluso la obesidad. Es por ello que el estado de Florida decidió afrontar la problemática invirtiendo en la paternidad por medio de un proyecto de ley que prioriza los recursos para los padres de Florida, entre otros servicios para ayudar a los niños y las familias.

La ley HB-7065 fue firmada en la ciudad de Tampa por el gobernador Ron DeSantis y entrará en vigor el próximo 1 de julio. Dicha legislación está dotada de casi 70 millones de dólares y tendrá como objetivo apoyar a las familias a través del Departamento de Justicia Juvenil (DJJ, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Niños y Familias (DCF).

“Esto no va a resolver todo, pero va a ayudar (…) No eres un hombre si dejas a tus hijos abandonados. Tienes que estar ahí», dijo el republicano después de firmar el proyecto de ley, para hacer frente a este preocupante comportamiento.

«Una de las peores tendencias sociales es el declive de la paternidad», comentó.

El gobernador Ron DeSantis firmó la ley con el respaldo de los fundadores de varias fundaciones a favor de la paternidad. Durante la rueda de prensa, mencionó al exjugador de fútbol americano, Jack Brewer, que tiene una fundación dedicada a combatir la pobreza extrema y promover la paternidad.

Al puro estilo de Karate Kid, ahora Cobra Kai, los deportistas destacados que acompañan a DeSantis han logrado convertirse en figuras paternas para su comunidad. El más sobresaliente es el exentrenador del equipo de fútbol americano local, Tampa Bay Bucaneers. Tony Dungy, miembro del Salón de la Fama, encabeza la organización «All Pro Dad». La fundación tiene su sede en Tampa y tiene «la misión de ayudar a los hombres a amar y dirigir bien a su familia».

De la mano de sus hijas, DeSantis anunció la ley con el podio adornado de un cartel que indicaba «Padres fuertes, Florida fuerte».

Florida enfrenta el control estatal y fortalece la familia

Florida se está consolidando como bastión contrarrevolucionario en medio de una tendencia «progresista» dirigida desde Washington. Acorde aumentan los controles estatales, este estado ha impulsado iniciativas en pos de las libertades.

La estocada más contundente fue la aprobación de la ley que protege el derecho de los padres a educar a sus hijos y evitar que estos sean adoctrinados en materia de sexualidad e identidad de género. Esto causó revuelo entre las élites del Partido Demócrata y Hollywood, sobre todo ante Disney.

En lugar de dar un paso atrás, Florida continuó avanzando. Ahora invertirá en el fortalecimiento de las familias.

La ley promueve una «iniciativa de paternidad responsable»

Una parte principal del proyecto de ley ordena la creación de la «Iniciativa de paternidad responsable». El Departamento del Niño y la Familia contrataría a una entidad para lanzar un sitio web y distribuir otros materiales que informarían a los padres sobre la crianza efectiva.

La iniciativa de paternidad también incluiría una campaña impresa, televisiva y en las redes sociales que «puede incluir apariciones y participación de figuras públicas e influyentes». El departamento también estaría obligado a otorgar subvenciones a organizaciones comunitarias sin fines de lucro para abordar las necesidades de los padres.

Por ejemplo, el proyecto de ley requeriría que las subvenciones estén orientadas a ayudar a los padres a «encontrar empleo, administrar las obligaciones de manutención infantil, hacer la transición de un período de encarcelamiento, acceder a la atención médica, comprender el desarrollo infantil y mejorar las habilidades de crianza».

El gobernador DeSantis ha subrayado el peligro que implica para la sociedad la ausencia paterna, incluso potencia la mortalidad infantil.

Sin padre: pobreza, deserción escolar, embarazo adolescente, suicidio

La pobreza y el hambre son dos de los más factores más graves de la ausencia paterna. En Estados Unidos, la renta mediana para un hogar con una madre soltera es 35400 dólares. Menos de la mitad del ingreso medio de un hogar con una pareja casada que cría a sus hijos: 85300 dólares en Estados Unidos.

De acuerdo a la Oficina del Censo de EE.UU, más del 30% de los hogares sin padre no cuentan con seguridad alimentaria.

Según el censo del 2017, 24,7 millones de menores no tienen a un padre presente en su vida. Esto equivale al 39 % de los estudiantes en primaria y secundaria. Son los más vulnerables a la deserción escolar. Siete de cada 10 menores que no termina la educación secundaria no tenía un padre en el hogar.

Por eso y más, el gobernador Ron DeSantis ha decidido invertir en la paternidad pero sobre todo incentivarla. Pues una sociedad con padres presentes es una sociedad menos violenta y más próspera.

Además de su rol como gobernadora, DeSantis se perfila entre los favoritos para la Casa Blanca en el 2024, posiblemente junto a Donald Trump, y lo hace con un discurso de libertad y responsabilidad, la antítesis al discurso de autoritarismo y dependencia estatal del partido contrario.

Por Mamela Fiallo Flor – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.