El gobernador Ron DeSantis dejó entrever el jueves la idea de cambiar la ley de Florida para revocar el derecho de autogobierno de la compañía Walt Disney en el distrito de mejora de Reedy Creek, sede del Reino Mágico en Florida.

En los días transcurridos desde que DeSantis firmó el proyecto de ley de Derechos de los Padres en la Educación, que los opositores llaman la ley “No digas gay”, la oposición a la legislación por parte de Disney ha provocado que se hable de utilizar la legislación estatal para quitar a la compañía la capacidad de autogobierno de sus tierras, reportó MyFox8.

Disney obtuvo por primera vez el derecho de autocontrol legal en 1967, con la aprobación de la Ley de Mejora de Reedy Creek.

Según documentos históricos del Distrito de Mejora de Reedy Creek, el entonces gobernador de la Florida, Claude Kirk, firmó la Ley RCID en mayo de 1967, creando dos municipios: Bay Lake y Reedy Creek, que posteriormente pasó a llamarse Lake Buena Vista. El lugar, enclavado entre los condados de Orange y Osceola, se convertiría más tarde en el lugar donde se construyó Walt Disney World.

La Carta del RCID creó un terreno de 25.000 acres como distrito fiscal especial. En aquel momento, se consideraba remoto e inhabitable, pero ahora es el emplazamiento de uno de los parques temáticos más concurridos de Estados Unidos.

Para llevar a cabo el plan de Disney, la zona tuvo que obtener privilegios especiales del estado de Florida para que, básicamente, funcionara sola.

“En 1967, la legislatura del Estado de Florida, en colaboración con la compañía Walt Disney World, creó un distrito fiscal especial -llamado Reedy Creek Improvement District- que actuaría con la misma autoridad y responsabilidad que un gobierno de condado”, dice el RCID en su página web.

Entra en una era en la que el Reino Mágico vive una vida de autodeterminación y autogobierno.

Ahora, tras la oposición pública de la compañía a la ley HB 1557, DeSantis y otros legisladores estatales han dicho que están considerando revocar esa carta a través de una derogación de la RCID, lo que potencialmente acabaría con el derecho de Disney a gobernar en Florida Central.

Fuente: Miami Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.