Redacción BLes– Una abrumadora mayoría de los legisladores del estado de Florida ha apoyado nuevas normas de votación que reflejan la última reforma electoral de Georgia.

La Asamblea Legislativa del Estado del Sol ha aprobado el proyecto de ley 90 del Senado, que limita los lugares en los que se pueden instalar buzones para las elecciones y los floridanos que pueden utilizarlos para votar.

La Cámara de Representantes del estado votó 77 a favor y 40 en contra, mientras que el Senado votó 23 a favor y 17 en contra, según el recuento final. El proyecto de ley pasará ahora al gobernador republicano Ron DeSantis, quien se espera que lo firme como ley.

Una vez promulgada, los floridanos tendrán que presentar una identificación con foto emitida por el gobierno cuando acudan a un centro de votación.

“[La Legislatura está] eliminando una disposición que prohíbe el uso de una dirección que aparece en la identificación presentada por un elector en las urnas como base para confirmar la residencia legal de un elector”, dice el texto del proyecto de ley. “[También está] eliminando una disposición que prohíbe a un secretario o un inspector pedir a un elector que proporcione información de identificación adicional en circunstancias específicas”.

Le recomendamos: VUELVEN los MITINES de TRUMP con GRANDES SORPRESAS

videoinfo__video2.bles.com||eb0feee78__

Ad will display in 09 seconds

El proyecto de ley prohíbe por separado ciertas formas de “solicitación” de los votantes en los buzones de todo el estado.

“[Estamos] aumentando la zona de no solicitación que rodea un lugar de buzón o la entrada de un lugar de votación o un sitio de votación temprana donde se prohíben ciertas actividades”, dijo la redacción. “[También estamos] requiriendo que ciertas solicitudes de voto por correo incluyan información adicional de identificación del elector solicitante”.

Las normas supondrán unos requisitos más estrictos para todo aquel que quiera votar a través del Servicio Postal de Estados Unidos. En concreto, se trata de solicitar el voto en ausencia al menos una vez cada año de elecciones.

“[Estamos] revisando los requisitos para hacer copias auténticas de las papeletas de voto73 por correo en determinadas circunstancias”, dice el proyecto de ley. “[También estamos] limitando la duración de las solicitudes de papeletas de voto por correo a todas las elecciones hasta [el] final del año natural”.

Cualquiera que intente falsificar firmas repetidamente lo tendrá más difícil debido a un registro más exhaustivo de las firmas que no coincidan con las muestras archivadas.

“[Estamos] exigiendo a los supervisores de las elecciones que registren si el certificado de un votante en una papeleta de voto por correo93 tiene una firma que no coincide”, decía el texto. “[También estamos] prohibiendo a los condados, municipios y agencias estatales que envíen las papeletas de voto97 por correo a los votantes que no lo hayan solicitado”.

También se ampliarán los plazos mínimos para conservar las pruebas de los votantes después de las elecciones.

“[Estamos] exigiendo que las papeletas, los formularios y los materiales electorales se conserven durante un plazo mínimo especificado después de una elección”, dice el proyecto de ley. “[También estamos] revisando el plazo dentro del cual el departamento debe aprobar o desaprobar un sistema de votación presentado para su certificación”.

Además de esto, se debe ofrecer a un observador “ciertas concesiones” mientras duplica las papeletas. Los informes de auditoría de los sistemas de votación presentados al departamento también tendrán nuevos plazos y requisitos mínimos.

“[Estamos] requiriendo un informe específico en relación con los sobrevotos y subvotos que se presentará con el informe de auditoría de los sistemas de votación”, dijo la redacción. “[También estamos] revisando la definición del término ‘familia inmediata’ para ajustarse a los cambios realizados por la ley”.

Estos cambios aparentemente molestaron a la Unión Americana de Libertades Civiles de Florida, que extrañamente calificó los cambios como una forma de “supresión de votantes”.

“Ya sea contando burbujas en una barra de jabón durante la era de Jim Crow, o leyes de identificación innecesarias hoy en día, algunos políticos siempre han tratado de suprimir el derecho al voto”, dijo la Directora Legislativa y Consejera Principal de Políticas Kara Gross en un comunicado.

“Ciertos legisladores están silenciando a los floridanos al restringir el acceso a las urnas [y] nuestros funcionarios electos no deberían dificultar a los floridanos el ejercicio legal de su derecho al voto. Es un día triste para nuestra democracia”, añadió.

Richard Szabo – BLes.com