Redacción Bles– Tras ser financiado con millones de dólares del multimillonario patrocinador de movimientos de izquierda, George Soros, el Fiscal del distrito de Los Ángeles, George Gascón, despidió o transfirió a la mitad de las unidades de policía que protegían a los ciudadanos de los pandilleros y de los distribuidores de drogas en el condado de Los Ángeles. 

Soros emplea parte de su fortuna desde hace varios años en financiar a fiscales de tendencia izquierdista, para que “reformen la justicia penal” a nivel nacional, tal como informó Breitbart el 1.° de abril. 

En tan solo tres meses Gascón también habría deteriorado el cumplimiento de la justicia en el distrito bajo el gobierno demócrata, actuando para eliminar el sistema de fianzas en efectivo.

También intervino para prohibir a los fiscales que propongan la pena de muerte, y para impedir los aumentos de la sentencia para la mayoría de las circunstancias agravantes. Asimismo, redujo las sentencias de los delincuentes en unos 8.000 años.

Por su parte el periodista investigador de Fox LA, Bill Melugin, informó de los ‘avances’ de Gascon a través de mensajes desde su cuenta de Twitter. 

“Las fuentes dicen que la dirección admite que la puesta en marcha de este cambio será una “pesadilla” porque la unidad de bandas duras tiene 700 casos activos”, tuiteó Melugin.  

Y agregó: “Me dicen que ya se han generado listas de reducción de personal y que los fiscales de la unidad pronto recibirán llamadas de transferencias”.

Para Melugin la labor de Gascon no es justamente “reformar la justicia”, no al menos en el sentido de reforzar la seguridad de los ciudadanos. 

Estas acciones son fuertemente criticadas y hasta demandadas en busca de la destitución de Gascon.

Así, desde la cuenta del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles el capitán John Satterfield comentó la preocupante situación en uno de sus tuits.

“Si es cierto, la reducción de unidades críticas como las de las pandillas peligrosas y de narcóticos principales, no va a hacer que la gente esté más segura durante un momento en que la tasa de homicidios se está disparando”.

Por otro lado, el exfiscal y alto miembro de la Fundación Heritage, Cully Stimson, también condena la interferencia de los fiscales financiados por Soros. 

“Lo que han hecho y lo que practican es una abrogación total de sus deberes, tomando toda clase de crímenes y reclasificándolas como no crímenes. Donde han tomado el cargo, ha habido una ruptura institucional de las normas cívicas y profesionales”, señala Stimson, según el Washington Times del 20 de agosto. 

En las grandes ciudades a cargo de autoridades demócratas se observa el aumento de la criminalidad, la que se atribuye a la gestión de los fiscales financiados por Soros. Como ejemplo, se presenta la situación de  Filadelfia, San Luis, y San Francisco.

José Hermosa – BLes.com