Redacción BLes– Dos grandes medios de comunicación estadounidenses quedaron en evidencia al publicar historias sin corroborar. El artículo del New York Times fue publicado el 12 de julio pasado y Good Morning America programa de la emisora ABC, el 13 de julio.

El artículo del periódico se titulaba “Hospital de Texas dice que un hombre de 30 años murió después de ir a una ‘fiesta COVID’.”

Un periodista del National Review, Michael Brendan Dougherty, fue el que se dio cuenta de que algo no cerraba con lo que proponía el informe.

En su análisis Dougherty citó textualmente lo que decía el artículo del New York Times.

“Un hombre de 30 años que creía que el coronavirus era un engaño y que asistió a una “fiesta Covid” murió después de ser infectado por el virus, según la directora médica de un hospital de Texas.

La funcionaria, la Dra. Jane Appleby del Hospital Metodista de San Antonio, dijo que el hombre murió después de asistir deliberadamente a una reunión con una persona infectada para probar si el coronavirus era real.

En sus declaraciones a los medios, la Dra. Appleby dijo que el hombre le había dicho a su enfermera que había asistido a una fiesta Covid. Justo antes de morir, dijo que el paciente le dijo a su enfermera: “Creo que cometí un error. Pensé que era un engaño, pero no lo es”.

A lo que el periodista agregó: 

“La historia tiene un verdadero poder didáctico en el entorno actual, ilustrando quizás cuatro puntos de discusión:

1) Una persona joven

2) en un estado rojo (Republicano)

3) creyó que el virus era un engaño

4) y no se distanció socialmente.

Como resultado, está muerto”.

El problema que señala el artículo del National Review, es que nunca se nombró a la persona, tampoco se indicó la fecha o el lugar de la supuesta fiesta.

El programa de GMA fue un paso más allá. Entrevistó personas en un vecindario de bajos ingresos en Arizona, donde el hijo de una mujer presuntamente fue llevado al hospital con síntomas de coronavirus. La mujer dijo que antes no creía que el virus fuera verdad, pero ahora sí. De nuevo, nadie sabe quién es la mujer, y si su hijo realmente tuvo el virus.

Usuarios de Twitter comentaron el video de GMA diciendo que la historia era falsa, o cosas como “quién le cree hoy en día algo a los MSM” (medios de comunicación principales).

No es algo inusual que la gente no crea a los medios principales, como el New York Times, CNN o MSNBC. Cuando las protestas y disturbios iniciados por Black Lives Matters, Antifa, etc. brotaron por todo el país, estos medios alentaron los disturbios, los saqueos, pidiendo justicia social, el fin del racismo en la policía, etc. Todos los reportes eran positivos, de hecho, las “protestas eran pacíficas” y las imágenes que se veían eran saqueos, disturbios y violencia.

No obstante, cuando ciudadanos comunes en Virginia y otros estados salieron a protestar diciendo que la cuarentena violaba su Primer Enmienda, con consignas como “Mi cuerpo mi decisión [de ir a trabajar]” y cuando el presidente Trump inició sus famosos rallies (actos políticos), estos mismos medios publicaron notas acusando al presidente de irresponsable o a la gente de anti-cuarentena y de supremacistas blancos.

NBC News publicó una noticia el 24 de junio con el título “Las protestas de Black Lives Matter no causaron picos en COVID-19. Podría deberse a la gente que se quedó en casa”. A lo cual el Youtuber Mark Dice ironizó: “Este es un titular real. Intenten leerlo sin reírse”.

Todo esto pone en duda la intención de estos medios y como señala Michael Brendan Dougherty, no se ve ninguna práctica de periodismo en ellos. 

El artículo del New York Times fue editado varias veces desde su publicación, agregando que el periódico no ha podido verificar independientemente los dichos de la médica pero dejando la noticia como veraz.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com