Redacción BLes – La Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos no dictaminó ninguna resolución sobre la ley del aborto en Texas como se esperaba que lo hiciera en la mañana del lunes 22 de noviembre, y está recibiendo críticas de los liberales pro-aborto.

El silencio de la Corte al respecto implica que el Estado de Texas puede continuar aplicando al menos una semana más la prohibición del aborto mediante la ley que había entrado en vigencia el 1 de septiembre de este año. 

Luego de haber rechazado dos veces el bloqueo de la aplicación de la ley, un mes después de su entrada en vigencia los jueces escucharon argumentos, tanto de la industria del aborto como de la administración Biden, que los instaron a emitir por tercera vez un fallo, esperando que esta vez permita el bloqueo. Pero el tribunal aún no ha emitido ninguna resolución, y no se sabe cuándo lo hará.

Las voces críticas de los pro-aborto hacia el silencio de la Corte Suprema no se hicieron esperar. Según reportó Fox News, la organización progresista que busca reformar el sistema judicial, Demand Justice, declaró en un tuit:  “La Corte Suprema ha permitido que la abominable ley antiaborto de Texas permanezca en vigor durante 83 días”. 

Entre tanto, Brian Fallon, director ejecutivo de la organización declaró: “Muchos suponían que el Tribunal Supremo se pronunciaría hoy sobre la ley de Texas, pero ha resultado ser un gigantesco engaño”, y agregó, “Es una locura que dejemos que el tercer poder del gobierno se conduzca con tan poca transparencia cuando se trata de derechos tan fundamentales”.

El grupo pro-aborto NARAL, también se manifestó contra el tribunal superior vía Twitter escribiendo: “Cada día que la Corte Suprema deja la SB8 en efecto daña a la gente de Texas al negarles su derecho constitucional a la atención del aborto”.

Con la vigencia del Proyecto de Ley del Senado 8 (SB 8), que prohíbe los abortos una vez que se detectan los latidos del corazón del feto, aproximadamente a las seis semanas de embarazo, se estima que se está evitando a diario la muerte de hasta 100 niños por nacer, según reportó Life News. 

Texas es el primer estado al que se le permite aplicar una ley de prohibición del aborto mediante la presentación de demandas contra los abortistas y otras personas que los ayudan a abortar una vez que el latido del corazón del bebé es detectado.

Por lo general, los gobiernos estatales hacen cumplir las leyes pro-vida y, cuando las leyes son impugnadas, los jueces pueden bloquearlas mediante una orden judicial temporal. Sin embargo, la ley de Texas deja que el cumplimiento de la misma esté en manos de personas individuales, quienes pueden presentar demandas contra clínicas, médicos y otras personas que facilitan los abortos.

El enfoque en la Corte Suprema es sobre el diseño de la ley de Texas. El tribunal está tratando de determinar quién puede demandar para impugnar la ley y además si un tribunal federal puede bloquear efectivamente su aplicación. 

El lunes podría ser el último día en que la Corte pueda decidir sobre los casos de Texas, antes de escuchar los argumentos orales acerca del caso Dobbs v. Jackson Women’s Health Organization sobre la prohibición del aborto de 15 semanas de Mississippi, que está programado para el 1 de diciembre.

Vanesa Catanzaro – BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.