Nunca antes se había realizado una reunión pública de ambos organizaciones de seguridad.

Funcionarios de MI5 y FBI se reunieron este miércoles junto a académicos y líderes empresariales para hablar sobre la grave amenaza económica y de seguridad que plantea China, que busca robar su propiedad intelectual e influir en la política en los países occidentales.

Christopher Wray y Ken McCallum quienes son los directores generales del FBI y el MI5 respectivamente, llevaron a cabo este evento en Londres, luego de haber realizado algunos trabajos en conjunto para frustrar lo que han catalogado como el desafío más serio del espionaje y la piratería informática por parte del gobierno chino.

Wray indicó que más allá de robos de tecnología, China está tomando medidas para proteger su economía en caso de que quieran tomar Taiwán por la fuerza, sacando lecciones de los esfuerzos occidentales para castigar a Rusia por su invasión a Ucrania. 

El director del FBI, argumentó “Hemos visto a China buscando formas de proteger su economía contra posibles sanciones, tratando de protegerse del daño si hacen algo para provocar la ira de la comunidad internacional”, dijo Wray. “En nuestro mundo, llamamos a ese tipo de comportamiento una pista”.

A su vez, mencionó que harás un estudio realizado por la Universidad de Yale de que las empresas occidentales han perdido US$ 59.000 millones como resultado de la guerra entre Rusia y Ucrania.

“Y si China invade Taiwán”, dijo Wray, “podríamos volver a ver lo mismo, a una escala mucho mayor”.

Por su parte McCallum recalcó la importancia de este evento del miércoles fue la primera vez que los líderes del FBI y el MI5 realizaron un evento público conjunto. Las dos agencias tienen vínculos estrechos, con agentes del MI5 que trabajan en el FBI y agentes del FBI en el MI5.

Actualmente las universidades y las empresas han buscado una tajada al creciente mercado chino como una forma de expandir sus negocios. Pero el riesgo también ha crecido.

El director del MI5 aseveró que “Se ha demostrado que la suposición occidental generalizada de que una creciente prosperidad dentro de China y una mayor conectividad con Occidente conduciría automáticamente a una mayor libertad política es totalmente errónea”, dijo McCallum. “Pero el Partido Comunista Chino está interesado en nuestros sistemas democráticos, mediáticos y legales. Lamentablemente, no para emularlos, sino para usarlos para su beneficio”.

Wray citó investigaciones recientes del FBI sobre la actividad de inteligencia china, incluido un esfuerzo por atacar a un candidato al Congreso de EE.UU. en Nueva York debido a sus vínculos con las protestas de la Plaza de Tiananmen de 1989 que fueron reprimidas por el ejército chino. Dijo que el FBI también había atrapado a personas que trabajaban para empresas chinas que intentaban excavar campos en áreas rurales de EE.UU. para tratar de obtener acceso a semillas modificadas genéticamente, reseñó CNN en Español.

McCallum dijo que MI-5 ahora está realizando siete veces más investigaciones que en 2018 relacionadas con la actividad china en el Reino Unido, concluyó. 

Por Monica Munoz – Miami Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.