El FBI cree que el espionaje del régimen comunista chino es la mayor amenaza contra Estados Unidos, dado que los casos investigados y las detenciones han aumentado a un ritmo nunca visto.

El director del FBI, Christopher Wray, informó sobre las cerca de 1.000 investigaciones que realizan sus 56 oficina y que involucran a casi todas las actividades industriales, de acuerdo con el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales con sede en Washington.

Wray se refirió al espionaje dirigido por el régimen chino como: “La mayor amenaza a largo plazo para la información y la propiedad intelectual de nuestra nación, y para nuestra vitalidad económica”.

El FBI arrestó a 19 personas involucradas en este delito, tan solo durante los primeros 37 días de este año, cantidad que representa el 80 por ciento de todos los arrestos del año pasado y que muestra cómo se han disparado los casos, comparados con los 15 descubiertos durante los cinco años anteriores.

“Creemos que ningún país representa una mayor amenaza que la China comunista”, enfatizó el jefe de contrainteligencia del FBI, John Brown, según la misma entidad.

El FBI descubrió una intrincada estrategia desarrollada por los espías del régimen chino, que incluye la inclusión de acceso cibernético ilegal y la corrupción de personas de confianza que trabajan en las áreas de las que quieren robar conocimientos.

Además del robo físico de tecnología los delincuentes procuran detener la innovación en el país usando sus propios servicios de inteligencia, empresas estatales, empresas aparentemente privadas, y a muchos agentes entre los cuales se hallan estudiantes graduados e investigadores.

En este sentido el director del Centro Nacional de Contrainteligencia y Seguridad, William Evanina, calculó entre 300 y 600 mil millones de dólares el costo de los robos de secretos comerciales perpetrados por el régimen asiático.

Asimismo, el vicepresidente de la Comisión de Inteligencia del Senado, Mark Warner, en una audiencia en el Consejo de Relaciones Exteriores en Washington, el año pasado denunció que el régimen chino incluso amenaza a los estudiantes chinos en Estados Unidos si no se dedican a espiar.

“Si su hijo o hija no regresa [de los Estados Unidos], y no regresa con propiedad intelectual, usted y su familia estarán en peligro”, dijo Warner refiriéndose a la forma que usan los agentes comunistas para amenazar a los estudiantes, de acuerdo con VOA.

Asimismo, Warner alertó sobre los “Institutos Confucio” que se establecieron en universidades de todo Estados Unidos bajo el pretexto de promover la educación sobre la lengua y la cultura chinas, pero que muchos funcionarios académicos empiezan a ver como “nada más que agentes de los servicios chinos para espiar a los estudiantes chinos y cargarlos con responsabilidades”.

José Ignacio Hermosa – BLes

Te puede interesar: Clinton-China: La verdadera colusión (Parte 1)

videoinfo__video2.bles.com||732de8603__

Ad will display in 09 seconds