Redacción BLesMientras la pandemia del coronavirus de Wuhan afectaba al mundo y comenzaba a paralizarlo, Anthony Fauci mantenía estrechos contactos por correspondencia con un funcionario de salud chino, según pudo conocerse en un informe el martes 1 de junio de 2021 publicado por el Washington Post.

Según las correspondencias que obtuvo el medio mencionado, el principal experto de enfermedades infecciosas del gobierno de EE. UU. y asesor de la Casa Blanca, recibió un correo electrónico el 28 de marzo de 2020 de George Gao, director del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades, en el que se disculpaba por decir que Estados Unidos estaba cometiendo un “gran error” al no alentar a la gente a usar máscaras desde el comienzo de la pandemia.

El funcionario de salud chino Gregory Gao fue citado expresando esas palabras en la revista Science el 27 de marzo de 2020, y le preocupaba que el comentario pudiera molestar a su viejo amigo Anthony Fauci, por lo que le escribió un correo electrónico, que comenzó con, “Querido Tony”, demostrando con esto que su relación era muy estrecha.

“Vi la entrevista de Science, ¿cómo podría decir una palabra como ‘gran error’ sobre los demás? Esa fue la redacción del periodista. Espero que lo entiendas”, también escribió el funcionario chino a Fauci, y le aseguró, “Trabajemos juntos para eliminar el virus de la tierra”.

La contestación de Fauci fue: “Lo entiendo completamente. No hay problema”. “Superaremos esto juntos”.

El intercambio anteriormente se encontraba entre las 866 páginas de correos electrónicos de Fauci de marzo y abril de 2020, obtenidas por The Washington Post como parte de una solicitud de la Ley de Libertad de Información.

El 8 de abril de 2020, Fauci mientras se enfrentaba a las críticas por su gestión de la pandemia, volvió a recibir un correo de Gao.

“He visto algunas noticias (espero que sean falsas) de que estás siendo atacado por algunas personas. Espero que estés bien frente a una situación tan irracional”, escribió el funcionario chino.

Le recomendamos: Los OSCUROS VÍNCULOS de FAUCI con el LABORATORIO de WUHAN

Ad will display in 09 seconds

Tres días después, Fauci le respondió y agradeció a su viejo amigo su “amable nota” escribiendo, “Todo está bien a pesar de algunos locos en este mundo”, informó el periódico.

Las acciones de Fauci durante la gestión de la pandemia del Virus PCCh estuvieron bajo continuas contradicciones y medidas que van en contra de todos los fundamentos científicos conocidos, lo que ha servido para que muchos estadounidenses y líderes políticos sospechen de que dichas acciones responden a intereses políticos y económico del asesor de salud de la Casa Blanca.

Tanto es así que Anthony Fauci, fue acusado recientemente de engaño intencional que condujeron a que la mayoría de los estadounidenses ya no confíen en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades​ (CDC).

En este sentido, de acuerdo a lo que reportó Fox News el pasado 25 de mayo, el representante Guy Reschenthaler, republicano de Pensilvania afirmó: “Se ha equivocado, ha engañado intencionalmente y ha sido incoherente durante toda esta pandemia”.

Estas graves acusaciones incluso dieron paso a que varios legisladores presentaran un proyecto de ley para que sea despedido del cargo de director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos.

Por su parte, el Dr. Marty Makary, profesor de política y gestión sanitaria en la Escuela de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins, agrega más a la larga lista de errores de Fauci que condujeron al descrédito de los CDC. 

“La agencia [CDC] ha perdido toda su credibilidad”, agregando: “Han sido sistemáticamente delincuentes, tergiversando los niveles de riesgo de COVID. El público ve a través de la orientación defectuosa de los CDC en las escuelas, los viajes y los campamentos de verano que utilizan el disfraz de la ciencia. Por eso el 52% de los estadounidenses ya no confía en los CDC”.

Sumado a esto también se está culpando a Fauci de haber financiado al Instituto de Virología de Wuhan de China, ubicado a pocos kilómetros del mercado donde se detectó el primer brote del Virus PCCh, a través del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), dependiente del Instituto Nacional de Salud (NIH) que dirige. 

Sobre esto, el senador Rand Paul, que también es médico, tuvo una acalorada discusión con Fauci ante el Comité de Salud del Senado.

En su presentación, el senador mostró una serie de documentos del gobierno que demuestran que el doctor estadounidense Ralph Baric y la investigadora china Shi Zhengli del Instituto de Wuhan, trabajaron juntos con dinero del NIH para realizar polémicos experimentos de ganancia de función, que implican modificar genéticamente un virus para hacerlo más infeccioso o para que pase de animales a humanos.

Incluso el Dr. Peter Navarro, ex asistente y asesor comercial del ex presidente Donald Trump dijo que Fauci y el director de los NIH, Francis Collins, trabajaron a espaldas de Trump en diciembre de 2017 para anular una norma que prohibía las tecnologías de “ganancia de función” para aumentar la letalidad de los virus. Según una revelación de la periodista australiana Sharri Markson, Fauci utilizó una reunión de “bajo nivel” en la Casa Blanca para pasar desapercibido.

Aún quedan preguntas sobre los orígenes del coronavirus, pero varios resultados de investigaciones que están saliendo a la luz sugieren con cada vez más fuerza que el virus salió del laboratorio de Wuhan y que estaba modificado genéticamente para aumentar su letalidad. 

Uno de los informes fue realizado en conjunto por el profesor británico Angus Dalgleish y el científico noruego Dr. Birger Sorensen. Los autores afirman en su estudio que tienen “pruebas concluyentes” de que el SARS-CoV-2 fue incubado en un laboratorio por científicos chinos, que intentaron deliberadamente falsificar el virus como de ‘desarrollo natural’.

También revelaron que los científicos de China que podían atestiguar los hechos maliciosos fueron “silenciados y desaparecidos” por la orden del PCCh de “destrucción, ocultación o modificación deliberada de datos” en torno al experimento.

En el estudio que tardaron 3 meses en completar, donde examinaron datos desde 2002 a 2019 sobre los experimentos realizados en el laboratorio de Wuhan, pudieron constatar la polémica investigación de ganancia de función por la que Fauci está también siendo acusado.

Vanesa Catanzaro – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.