Redacción BLesEl miércoles el director ejecutivo de Coca Cola con sede en Georgia, James Quincey, dijo en un programa televisivo que las leyes de votación de Georgia recientemente aprobadas destinadas a mejorar la integridad de las elecciones estatales son “inaceptables”, “incorrectas” y “dan un paso atrás”. Tras sus dichos se generó una reacción masiva contra Coca-Cola, famosos y miles de consumidores condenaron los dichos del ejecutivo.

Quincey, quien se unió a la compañía Coca-Cola en 1996, apareció en CNBC el miércoles criticando la nueva legislación y afirmando que “continuaremos abogando” contra las nuevas leyes “tanto en lo privado como públicamente”. El CEO de Coca Cola, pareció hablar por él pero también en nombre de la compañía a la que representa, lo que provocó una reacción negativa contra la popular firma de bebidas. 

Las declaraciones de Quincey se producen después de que la Ley de Integridad Electoral de 2021, patrocinada por los republicanos, un proyecto de ley electoral de gran alcance, fuera aprobada por la Cámara de Representantes y el Senado del estado de Georgia y el gobernador republicano Brian Kemp la firmara como ley el jueves 25 de marzo.

Recientemente, el expresidente Donald Trump ha elogiado los esfuerzos de los legisladores republicanos de Georgia, por aprobar el histórico proyecto de ley de integridad electoral, que según él debería haberse hecho antes.

“Felicitaciones a Georgia y a la Legislatura del Estado de Georgia por cambiar sus Reglas y Regulaciones para los votantes”, dijo Trump en un comunicado emitido a través del Save America PAC el viernes 26 de marzo.

“Aprendieron de la parodia de las elecciones presidenciales de 2020, que no se puede permitir que vuelva a ocurrir. ¡Lástima que estos cambios no se hayan podido hacer antes!”, dijo.

El autor y ex candidato al Congreso, Buzz Patterson escribió en Twitter: “El tipo que vende agua azucarada, que te vuelve obeso, quiere controlar tu forma de pensar”.

 

Le recomendamos:

“Los Patriotas elegirán otra bebida”, señaló la presentadora de Fox News, Laura Ingraham. “Gran error de @CocaCola. No pinches al oso”.

“La mayoría de los estadounidenses favorecen la identificación de votantes y las leyes para proteger las elecciones”, comentó la actriz Alana Stewart. “La izquierda amenazó con boicotear a @CocaCola y el CEO James Quincey cedió. Los boicots funcionan en ambos sentidos. Muchos estadounidenses patriotas ya no comprarán  #Coke , incluyéndome a mí. Mal movimiento @CocaCola ”, agregó:

Coca Cola ha estado en el centro de las críticas también a finales de febrero cuando se viralizó una publicación que alegaba revelar materiales de capacitación sobre “antirracismo”, supuestamente instruyendo a los empleados a “ser menos blancos”. 

La psicóloga Karlyn Borysenko, una activista que está tratando de combatir la teoría crítica de la raza, dijo que obtuvo las imágenes de la capacitación en línea de un “denunciante interno” de la empresa.

Queda en evidencia que Coca Cola tiene intenciones de involucrarse y posicionarse en disputas políticas. Por lo visto, su posición está orientada hacia la izquierda, defendiendo como tantas otras grandes firmas, los ideales globalistas asociados a la agenda liberal. 

Andrés Vacca – BLes.com