La familia venezolana tenía dos hijos de nacionalidad panameña, de dos y tres años de edad fueron rescatados por agentes de la Unidad Marina en la estación Del Río, Texas.

Una familia venezolana fue rescatada por agentes de la Patrulla Fronteriza de las fuertes corrientes del río Grande cuando intentaba cruzar para ingresar de manera ilegal en Estados Unidos.

La Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) informó que el lunes agentes de la Unidad Marina en la estación Del Río, Texas, observaron a las 8:15 a.m lo que parecían ser cuatro migrantes que luchaban por cruzar el río en momentos en que los niveles del agua eran altos y había corrientes fuertes y frías que ponían en peligro la vida de las personas.

Los agentes desplegaron de inmediato dos balsas de rescate desde tierra, pero no lograron llegar a la familia integrada por una pareja de “ciudadanos venezolanos” y sus dos hijos de nacionalidad panameña, de dos y tres años de edad.

Tras ese intento de rescate fallido, los agentes desplegaron rápidamente un hidrodeslizador y lograron rescatar a los migrantes.

Los sujetos no requirieron atención médica y fueron transportados a la estación Del Río.

Un número creciente de venezolanos está optando por realizar la peligrosa travesía de cruzar la frontera entre México y Estados Unidos huyendo de la crisis política, social y económica de Venezuela. Algunos han perecido en el intento.

El cuerpo de una niña venezolana fue recuperado en enero pasado en aguas del Río Bravo por las autoridades mexicanas después de que la menor se ahogó cuando intentaba llegar a Estados Unidos con su familia.

La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos notificó a las autoridades mexicanas que la niña desapareció en el perímetro del río entre ambos países cuando la corriente arrastró a la menor.

La Embajada de Venezuela en EEUU informó que de acuerdo a cifras oficiales, 108,510 venezolanos cruzaron la frontera sur en 2021 y solo en diciembre el número se ubicó en 24,961. “Las condiciones de la frontera son fuertes y peligrosas. Temperaturas extremas y caminos no aptos para transitar hacen que la travesía ponga en peligro la vida de los migrantes. Estos riesgos no son siempre advertidos y muchos hermanos se exponen a ello con tal de huir”, dijo Brian Fincheltub, director de Asuntos Consulares de esa sede diplomática en Washington, en enero pasado.

La Patrulla Fronteriza informó que entre el 4 y el 7 de marzo, sus agentes realizaron 45 rescates acuáticos. Todas las personas fueron procesadas de acuerdo con las políticas y pautas de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU.

Patricia Chung – MiamiDiario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.