Redacción BLesA pesar de las garantías que la compañía da sobre una comunicación encriptada de extremo a extremo, un reporte de Pro Publica revela que Facebook contrató un equipo de mil personas para revisar mensajes, fotos y videos de los usuarios de Whatsapp, y que incluso lo comparten con las autoridades.

En marzo de 2019, detalla el reporte de Pro Publica que se describe como ‘una organización periodística independiente y sin ánimo de lucro que produce periodismo de investigación con fuerza moral’, Mark Zuckerberg el CEO de Facebook, garantizó la privacidad de los usuarios de WhatsApp.

“Creo que el futuro de la comunicación se desplazará cada vez más hacia servicios privados y encriptados en los que las personas puedan estar seguras de lo que se dicen y de que sus mensajes y contenidos no permanecerán para siempre. Este es el futuro que espero que ayudemos a conseguir. Pensamos construirlo del mismo modo que hemos desarrollado WhatsApp”, dijo Zuckerberg.

“No vemos ningún contenido en WhatsApp”, agregó.

No obstante, la investigación de Pro Publica, que se basó en la revisión de datos, documentos y entrevistas con empleados y contratistas de Facebook, concluyó que las afirmaciones de Zuckerberg, no son verdad.

WhatsApp tiene un equipo de mil personas distribuidas entre Austin, Texas, Singapur y Dublín que utilizando un software de Facebook se dedican a revisar el contenido de sus usuarios, desde mensajes, videos y fotos que hayan sido denunciados por otros usuarios como contenido inapropiado, los cuales previamente pasaron por la revisión de los sistemas de inteligencia artificial de la compañía.

“Estos contratistas juzgan cualquier cosa que aparezca en su pantalla: reclamaciones de todo tipo, desde fraude o spam hasta pornografía infantil y posibles complots terroristas”, dice el reporte.

Pro Publica señala que el conflicto yace en que Facebook hace creer a sus más dos mil millones de usuarios de WhatsApp que su privacidad está protegida cuando en realidad no.

La ONG en su informe comparó las prácticas de Facebook que socavan la privacidad de sus usuarios con las de otras aplicaciones que han cobrado popularidad en estos últimos dos años.

“WhatsApp comparte metadatos, registros no encriptados que pueden revelar mucho sobre la actividad de un usuario, con organismos policiales como el Departamento de Justicia. Algunos rivales, como Signal, recopilan intencionadamente muchos menos metadatos para evitar incursiones en la privacidad de sus usuarios y, por tanto, comparten mucho menos con las fuerzas del orden”, explica el reporte.

Pro Publica también reveló que hubo más de una docena de casos en los que se utilizaron datos de WhatsApp para encarcelar a otras personas desde 2017.

Will Cathcart, jefe de Whatsapp, relativizó el reporte de Pro Publica.

“Creo que es absolutamente posible garantizar la seguridad de las personas mediante la codificación de extremo a extremo y colaborar con las fuerzas del orden para resolver los delitos”, afirmó Cathcart.

Los métodos de Facebook tanto para su propia plataforma como para Instagram para combatir y/o reportar el crimen no parecen ser altamente efectivos.

Un reporte del 2020 del Instituto de Tráfico Humano, colocó por segundo año consecutivo a Facebook como la principal plataforma por la que los traficantes de personas con fines de explotación sexual reclutaron a sus víctimas.

El 65 por ciento de estas víctimas eran menores de edad y el 35 por ciento restante personas adultas. Instagram está como la segunda aplicación donde más casos de reclutamiento de menores de edad ocurrió, sumando un 14 por ciento de los casos.

“Internet es una plataforma importante para que los traficantes recluten víctimas de la trata sexual y soliciten compradores de sexo comercial. En 2020, el 59% de la captación de víctimas en línea en casos activos de trata sexual se produjo en Facebook”, afirma el reporte.

El Instituto de Tráfico Humano basa su investigación en todos los procesos legales —demandas de las víctimas— en las cortes federales de los Estados Unidos. El número podría ser mucho mayor si se tiene en cuenta aquellos casos que no llegan a la justicia.

Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.