Redacción BLes- Hans von Spakovsky, gerente de la Iniciativa de la Reforma de la Ley Electoral de la Fundación Heritage, experto del área legal de las elecciones, habló con Breitbart News este jueves 5 de noviembre y explicó por qué los repentinos picos de votos en los estados claves para el candidato demócrata Biden, son imposibles en una elección normal.

“La forma de hacer el conteo es simplemente contar todos los votos”, dijo Von Spakovsky. “No se divide. No se dividen entre los candidatos. Así que el informe [del precinto] debería informar del recuento total de votos, sin importar para quién sea. Así que si se confirma que existen estos informes raros que hubo votos sólo para un candidato y no para el otro, hay que preguntarse, ¿qué está pasando exactamente?”

La explicación de Spakovsky sobre las irregularidades en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos hacen referencia a lo que sucedió en los estados de Wisconsin y Michigan. Casi al cierre de los comicios, Trump lideraba a Biden con una amplia ventaja en los estados claves aquellos con el mayor número de colegios electorales, pero repentinamente, una tanda de 138.339 votos en Michigan por ejemplo, fueron todos para Biden y cero para Trump, lo cual como señala Spakovsky no es posible.

Mientras los medios principales reclaman la ausencia de evidencia de fraude, en medios no convencionales como The Gateaway Pundit, Natural News, etc., continúan emergiendo reportes de los testimonios de vigiladores de urnas que presenciaron muchas irregularidades durante el conteo de votos, siendo el caso más notable en Detroit, donde más de un testigo denunció la llegada de vehículos a las 4 a.m. del miércoles 4 de noviembre de los cuales bajaron una veintena de cajas con votos (sorpresa, todos para Biden).

Te puede interesar:

“Sí genera preocupación cuando sabes que toda la gente que trabaja allí son claramente demócratas”, comentó Von Spakovsky. “Por eso es tan importante que estos lugares cumplan con las leyes estatales de observación electorales. Todas las campañas [y] todos los partidos políticos están legalmente autorizados a tener observadores electorales que vigilen cada aspecto del proceso electoral, incluyendo el proceso de recuento.”

Sin embargo, una de las querellas que la administración de Trump ha presentado justamente apunta a que muchos vigiladores por ejemplo en Detroit, Michigan, no pudieron presenciar el proceso de conteo de votos. Una querella similar fue presentada en Filadelfia, Pensilvania por el Dr. Rudy Giuliani, abogado del presidente Trump donde los observadores republicanos tenían que mantenerse a 10 metros de distancia de donde se contaban los votos.

“El hecho de que lugares como Detroit persigan y no permitan a los observadores electorales legalmente designados verlos procesar estos votos por correo, plantea serias dudas sobre la posible mala conducta que se está produciendo”, dijo Von Spakovsky.

En el estado de Pensilvania la administración de Trump desafía el hecho de que muchos votos por correo que fueron contados llegaron no solo después de que los comicios cerraron, sino que tampoco cumplían con los requisitos legales. En este estado también se descubrieron unos 21 mil votos de personas fallecidas.

“Lo que me preocupa es que se acepten, procesen y cuenten votos por correo que no cumplen con los requisitos de la ley estatal, porque saben que esos votos son suyos”, advirtió Von Spakovsky. “Lo que quiero decir con eso es que llega un voto por correo, y la firma no coincide, así que claramente puede ser fraudulento. O llegó tarde, pero de todos modos lo contaron. Ese es el tipo de cosas que no quieres que ocurran, porque eso es simplemente ilegal.”

El Dr. Spakovsky dijo que la administración de Trump debe enfocarse ahora en usar todos los recursos legales para que las cortes estatales ordenen excluir todos los votos ilegales del conteo.

Sacar esta información a luz se está volviendo una osadía; los gigantes de Silicon Valley y los medios principales están haciendo todo lo posible para censurar cada publicación que menciona el fraude en las elecciones, y los estadounidenses y el resto del mundo libre que mira con atención a Estados Unidos, luchan la batalla contra este mal dependiendo de su voz solamente, de su fe.

Por eso, para ayudar a la gente el equipo de Trump estableció una línea directa para aquellos que han sido testigos de irregularidades en las elecciones:

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com