Redacción BLes– Lord Sumption, quien fue miembro de la Corte Suprema de Reino Unido ha criticado enfáticamente al gobierno británico calificándolo como ‘fanático del control’, dadas las restricciones impuestas para navidad a las personas bajo la excusa de la pandemia del virus PCCh (Partido Comunista chino) o COVID-19.

Para Lord Sumption, las medidas de control son “moral y constitucionalmente indefendibles” en relación con las libertades que tienen las personas. En un artículo de opinión del pasado domingo, el magistrado cuestionó las determinaciones del gobierno y su influencia en las celebraciones para la temporada navideña.

“Hay muchas respuestas diferentes a los dilemas de [celebrar] una Navidad Covid”. Dijo Sumption, asegurando que lo importante es “si deberíamos permitirnos tomar la decisión por nosotros mismos, en lugar de que nos la imponga la ley”.

“Pero para los jacobinos del Grupo Asesor Científico para Emergencias (Sage) y los fanáticos del control en el Departamento de Salud, la única respuesta es la suya”, agregó el juez.

Las medidas que el gobierno ha tomado para las celebraciones permite que las familias puedan estar reunidas durante 5 días, sin embargo deben de compensar el tiempo invertido con 25 días en cuarentena a partir del mes de enero, informó Summit News.

Lord Sumption, que ocupó un puesto en la Corte Suprema en el periodo 2012-2018, dirigió sus críticas al primer ministro Boris Johnson, sugiriendo que estaba más involucrado en la gestión de relaciones públicas que en lismo liderazgo.

“El primer ministro ni siquiera está interesado en la muerte, excepto como un aspecto de la gestión de relaciones públicas (…)  Y ese es el meollo del problema: las relaciones públicas han sustituido a la formulación de políticas serias”, escribió Lord Sumption.

El magistrado cuestionó las regulaciones que posiblemente anunciará el gobierno para no causar disgusto colectivo general y un rechazo por parte de los ciudadanos, especialmente quienes trabajan en sectores económicos como el de la industria minorista hotelera.

Sumption afirma que el estado está buscando “coaccionar a toda la población”, diciendo que es “moral y constitucionalmente indefendible en un país que todavía no es un estado totalitario, como China”.

En ese sentido, el juez señaló que los “fanáticos del control” pedirán restricciones indefinidas hasta que la vacuna, próxima a salir al público, esté al alcance de todos.

Las palabras del juez se dan en relación con los anuncios de que el gobierno del Reino Unido estaría planeando distribuir ‘pases de libertad’ para las personas que acepten la vacunación.

Sumption además se remitió a un informe elaborado por un comité parlamentario donde se indica que nunca ha habido una evaluación de impacto adecuada o un análisis de costo-beneficio para evaluar los efectos más amplios [del virus] en la sociedad.

Así mismo cuestionó el uso de “modelos estadísticos para proyectar cifras extravagantes de muertes futuras”, asegurando que su uso fue indebido por estar basados en suposiciones inexplicables y no verificables.

César Múnera-BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.