Entre los 121 nombres que aparecen en la lista de culto sexual hay quienes tienen apodos inusuales compartidos por varios empresarios de renombre de Nueva York, incluido un financiero cuyo nombre también aparece en el infame libro negro del pedófilo Jeffrey Epstein.

NUEVA YORK.- Empresarios, jueces, artistas y políticos de Nueva York, eran clientes de Claudia Drury, de 31 años, víctima de culto sexual en el prestigioso Colegio de Arte Sara Lawrence.

La lista, citada por el New York Post, es calificada como una muestra representativa de la élite de Manhattan: desde Wall Street hasta el sistema judicial e incluso la industria del arte.

Y que algunos de los 121 nombres tienen apodos inusuales compartidos por varios empresarios de renombre de la Gran Manzana, incluido un financiero cuyo nombre también aparece en el infame libro negro del pedófilo Jeffrey Epstein.

Otro parece ser un hombre de negocios cuyo título se exhibe en un museo.

Élite de Nueva York en lista de culto sexual

Y que otros incluyen a un ex juez de la Corte Suprema de Nueva York, un ejecutivo de Gap Inc. y su esposo y un ejecutivo de cuenta de Amazon.

Aparece además un pintor que divide su tiempo entre Nueva York e Italia, un arquitecto que ha diseñado campus universitarios y un editor de viajes aparentemente figuran en la lista.

También incluyen nombres que coinciden con un comerciante internacional de diamantes y un cabildero con sede en Washington, DC.

Se alega que los que están en la lista son clientes frecuentes de Claudia Drury, la mujer de 31 años que alega haber haber sido víctima del Larry Ray,  acusado de tráfico sexual.

Difunden lista de culto sexual por error

La lista fue subida por error por la Oficina del Fiscal Federal de Manhattan a un sistema de intercambio público, antes de ser eliminado rápidamente.

Drury, la testigo principal de la acusación que testificó que Ray ganó varios millones de dólares prostituyéndola, envió la lista en un correo electrónico de 2018 a la supuesta cohorte de RayIsabella Pollok.

Ray, de 62 años, ha estado encarcelado desde que fue arrestado a principios de 2020 por cargos de extorsión y tráfico sexual.

Está acusado de explotar a varios estudiantes del Colegio Sarah Lawrence, que fueron compañeros de cuarto de su hija, durante una década para obtener dinero, poder y sexo para sí mismo.

Fuente: elimparcial.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.