Redacción BLesEl exdirector de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Robert Redfield, explicó con detalles durante una entrevista televisiva los argumentos por los que asegura que el virus del Partido Comunista Chino (PCCh), escapó de un laboratorio y no se transmitió de un animal como afirma el régimen comunista y sus aliados.

El exdirector de los CDC durante parte de la administración Trump, el fin de semana habló sobre el debate en curso sobre los orígenes de la pandemia, durante una extensa entrevista con el Dr. Marc Siegel transmitida por Fox News.

Si bien hasta el momento la teoría sobre el inicio de la pandemia que había logrado imponerse era la de la transmisión del virus de un animal del mercado de Wuhan a un ser humano, la cual fue alimentada por profesionales afines a los intereses del PCCh tales como el Dr. Anthony Fauci y otros miembros de la comunidad científica, en los últimos días volvió a tomar fuerza la teoría que indica que el virus se habría escapado del laboratorio de infectología de Wuhan, el cual tiene estrecha relación con el ejército del régimen comunista chino.

Redfield es uno de los grandes defensores de esta última teoría junto con la mayoría de los funcionarios de la administración Trump. Sus dichos se argumentan partiendo de la base que la propagación altamente eficiente de humano a humano del virus contradice el comportamiento de otros coronavirus mortales con perfiles similares, como el SARS y el MERS, que llegaron por primera vez a los humanos a través del confirmado contacto con animales, los cuales se propagaron a un ritmo mucho más lento.

“Cuando dije antes que no creía que fuera biológicamente plausible que COVID-19 pasara de ser un murciélago a un animal desconocido en el hombre y ahora se había convertido en uno de los virus más infecciosos”, dijo Redfield, “eso no es consistente con cómo otros coronavirus han entrado en la especie humana”.

Le recomendamos: Mujer que HUYÓ del régimen chino ADVIRTIÓ a la junta escolar sobre la Teoría Crítica de la Raza

Ad will display in 09 seconds

El virólogo continuó diciendo que si en el caso de que el virus efectivamente se transmitió de un murciélago a un humano, la única forma de propagarse como lo está haciendo actualmente es porque luego de haber mutado ingresó en un laboratorio donde “se enseñó, educó y evolucionó de modo que se convirtió en un virus que podría transmitir eficazmente de persona a persona”.

Los llamados públicos para investigar la hipótesis de la fuga de laboratorio se han intensificado desde el mes pasado, cuando el Wall Street Journal informó que tres investigadores del Instituto de Virología de Wuhan de China buscaron tratamiento hospitalario por síntomas consistentes con el virus PCCh a finales de 2019, previo a que se notificara públicamente el inicio de la pandemia, tal como lo denunciaron médicos y periodistas en China que luego fueron callados por el régimen comunista.

Hasta el momento los medios hegemónicos estadounidenses y todo el arco político de izquierda habían atacado la teoría de la fuga del virus de un laboratorio como una idea conspirativa.

“Solo estoy dando mi mejor opinión como virólogo, y no creo que sea plausible que este virus pasó de un murciélago a un animal – todavía no conocemos a ese animal – y luego pasó a los humanos e inmediatamente aprendió cómo ser transmisible de persona a persona hasta el punto de causar ahora una de las mayores pandemias que hemos tenido en la historia del mundo”, agregó Redfield.

Como lo hizo en otras oportunidades, Redfield también expresó dudas sobre la integridad de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que concluyó en un informe conjunto con las autoridades del régimen chino publicado en marzo, que una filtración de laboratorio era “extremadamente improbable”. 

Redfield asegura que la OMS está “demasiado comprometida” por la influencia de Beijing para realizar una investigación verdaderamente transparente. De hecho varias denuncias afirman que los profesionales que llevaron a cabo la investigación fueron restringidos constantemente por las autoridades chinas a acceder a información clave para llegar a conclusiones certeras. 

El exdirector de los CDC fue noticia hace 10 días cuando denunció haber recibido amenazas de muerte y una cantidad significativa de contratiempos por parte de otros científicos luego de afirmar que defiende la teoría que el virus del Partido Comunista Chino (PCCh) se había originado en un laboratorio en Wuhan.

Andrés Vacca – BLes.com