Un ex agente de inteligencia del Pentágono que afirmó haber operado un programa OVNI de alto secreto advirtió que un nuevo estudio significativo sobre “fenómenos aéreos no identificados” podría exponer una falla en la seguridad de EE. UU., informó The New York Post .

Luis Elizondo fue un ex oficial de inteligencia que trabajó en las sombras en temas sensibles de seguridad nacional, incluidos 10 años al frente del Programa de Identificación de Amenazas Aeroespaciales Avanzadas ( AATIP ), que investiga ovnis.

Dado que el público busca vincular los ovnis con extraterrestres, el gobierno ahora se refiere a los UAP o fenómenos aéreos no identificados.

Elizondo creyó en la existencia de fenómenos misteriosos después que las fuentes militares estadounidenses que le revelaron información sobre ovnis incluido videos e imágenes.

Las fuentes de inteligencia han declarado recientemente que los UAP son una amenaza legítima para la seguridad nacional, según Elizondo.

“Esta no es una conversación tonta”, dijo Elizondo a los periodistas. “Esta es una conversación sobre alguien, en algún lugar que muestra tecnología más allá de la próxima generación en nuestro espacio aéreo controlado, y no hay mucho que podamos hacer al respecto. Y lo que haría es presentarles que si simplemente le quitamos la palabra OVNI, simplemente digamos que Rusia o China tienen la capacidad de volar en nuestro espacio aéreo sin obstáculos. Y sin detección, a los pocos minutos de despegar. Eso es un problema real”.

Elizondo describió embarcaciones capaces de volar a 11,000 mph, haciendo “giros salvajes en ángulo recto” y retrocediendo “instantáneamente”.

“Si quisieras girar a la derecha, te tomaría aproximadamente la mitad del estado de Ohio hacerlo”, dijo sobre el SR-71 Blackbird de la Fuerza Aérea, que tiene una velocidad máxima de aproximadamente 2,100 mph.

La asombrosa nave puede volar 50 pies sobre la superficie de la Tierra, 80,000 pies en la atmósfera e incluso sumergirse bajo el agua sin sacrificar el rendimiento en ningún momento.

“Cuando ve eso, reconoce que está tratando con una tecnología más avanzada que la nuestra”, dijo Elizondo.

El ex agente del Pentágono le dijo a The Post las cosas increíbles que los ovnis podían hacer, los prejuicios que llevaron a los funcionarios federales a ignorar su existencia, lo que el gobierno sabía pero no quería decir y cómo la tecnología ovni podría ayudar a la humanidad en una serie de entrevistas exclusivas.

Por otro lado, el Dr. Eric Davis afirmó, “¡se opusieron a los ovnis por ser satánicos!”. Davis fue científico espacial del Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea, ahora trabaja para un contratista del gobierno, Aerospace Corporation.

Elizondo también afirmó que una vez un alto funcionario le pidió que dejara de investigar OVNI ya que esas cosas eran “demoníacas y no deberíamos estar persiguiéndolas”.

Nick Pope, exjefe de la oficina de ovnis en el Ministerio de Defensa del Reino Unido, vio incidentes similares en el Reino Unido.

“Algunas objeciones provienen de personas en el gobierno que piensan que el fenómeno es real, pero demoníaco”, dijo Pope. “Su creencia parece ser que el estudio de los ovnis daría energía a los demonios que buscan atención, lo que debería evitarse. Este punto de vista proviene, en parte, de la descripción bíblica de Satanás como ‘el príncipe  que domina el espacio’”.

Los funcionarios del gobierno que reconocieron los ovnis se enfrentaron luego a la cuestión de qué tipo de acción tomar y quién debería hacerlo.

“No pueden abordarlo sobre una base legislativa o sobre una base operativa militar; no pueden lidiar con eso sobre la base de una política presidencial”, dijo el Dr. Davis. “Así que dejaron que un grupo finito de ingenieros, científicos e investigadores trabajaran [en ello] juntos”.

A pesar de sus asombrosos descubrimientos, Elizondo todavía nadaba contra la corriente. Trató de persuadir a los no creyentes de mente cerrada para que creyeran en su investigación, que ha calificado como un “fallo de inteligencia al nivel del 11 de septiembre “.

Elizondo renunció al Pentágono en protesta por la negativa de las autoridades a considerar siquiera la perspectiva de los ovnis.

Por Amelia Jones – BLes.com